Karla Silva

Silao.- El Municipio deberá garantizar la prestación del servicio de salud en favor de los agremiados de uno de los sindicatos con representación en la Presidencia, y a los que están afiliados al sindicato del Sistema DIF, luego de que un juez federal otorgara una suspensión provisional en contra de los lineamientos en la materia aprobados a principios de este año.

Y es que el 22 de enero -sin previo aviso a los servidores públicos afectados- en la primera sesión ordinaria del año el Ayuntamiento aprobó con mayoría de votos el documento denominado ‘Lineamientos para la Prestación del Servicio de Atención Médica para Trabajadores de la Administración Municipal’, bajo el argumento de regular el servicio de atención médica y optimizar el gasto público, así como establecer criterios de funcionamiento, los cuales entraron en vigor al día siguiente.

Fue entonces que, al considerar reducidos sus derechos, a finales de marzo las secretarias generales del Sindicato de los Trabajadores Municipales de Silao de la Victoria Guanajuato “General González Ortega” y del Sindicato de los Servidores Públicos Dependientes del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, Norma Elena López Bocanegra y Lucía del Pilar Zúñiga Orozco, respectivamente, recurrieron al Poder Judicial de la Federación y presentaron una demanda de amparo ante el Juzgado Noveno de Distrito con sede en la ciudad de Irapuato, radicada en el expediente 129/2021-V.

Lee más aquí: Empleados de la alcaldía de Silao se quejan del Servicio de Salud Municipal

‘Proceso inconstitucional’

En el escrito de amparo las quejosas argumentaron que “las autoridades (municipales) no siguieron el procedimiento legislativo correspondiente para la emisión de dichos lineamientos”, por lo que los consideraron inconstitucionales, además de que coartan el derecho de sus afiliados al servicio de atención médica que debe proporcionarles el Municipio, ya que se imponen requisitos que antes de su entrada en vigor no eran exigibles.

El 23 de abril la juez noveno de distrito en el estado, Karla María Macías Lovera, otorgó la suspensión definitiva, lo que significa que el Municipio tendrá que garantizar el servicio de salud y los lineamientos no serán aplicables a los sindicalizados -sin importar si tienen la categoría eventual, base o confianza- hasta que se resuelva el amparo.

LC