Roberto Lira

Celaya.- La Dirección de Fiscalización ha multado a 101 comerciantes de alimentos en la vía pública que no han acatado la instrucción de vender sus productos sólo para llevar y han permitido que se consuman en el sitio.

La titular de la dependencia, María Azucena Arredondo Mendoza señaló que ya se está analizando en mesa de trabajo la suspensión del permiso a los reincidentes.

Informó que se ha mantenido revisiones a los puestos que venden comida en la vía pública y se han entregado alrededor de 350 lonas con indicación de que los productos sólo se venden para llevar; sin embargo, se ha encontrado comerciantes que aún permiten el consumo de sus alimentos en el sitio.

Arredondo Mendoza dijo que se han sancionado a 101 comerciantes que no acataban esta indicación, además de otros 199 que fueron multados por no portar correctamente el cubrebocas o no traerlo, estas multas oscilan entre una y 20 Unidades de Medida y Actualización (UMA), En una primera infracción aplican siete UMAS y aumenta en caso de ser reincidentes.

Clientes no cooperan

Sin embargo, la funcionaria también resaltó que en muchas ocasiones son los clientes quienes deciden consumir los alimentos aun cuando estos les fueron servidos para llevar, esto principalmente en el centro de la ciudad y la Alameda donde usan incluso las bancas aun cuando están clausuradas, en estos casos no se aplica multa.

“Tratamos de decirles que ya les empaquen todo para que no se sienten a comer por ahí cerca pero independientemente de eso si se les ponen en desechable ellos ya son libres de consumirlo donde el comensal crea conveniente; el comerciante no puede hacer nada simplemente dar la recomendación de que no lo hagan cerca”, explicó.

De la misma manera, Arredondo Mendoza comentó que ya se está tocando el tema en mesas de trabajo con el Ayuntamiento para reforzar las sanciones y en caso de que se siga incumpliendo con estas instrucciones se podría suspender de manera definitiva el permiso o sólo de manera temporal.

EZM