AHÍ VAN. Signos de los nuevos tiempos en nuestra democracia son los que permiten ver a las dos mujeres panistas que gobernarán las ciudades más pobladas del estado Alejandra Gutiérrez, en León; y Lorena Alfaro, en Irapuato, con una mayor presencia mediática en el largo proceso de transición que se vive en los municipios.

TRAS BAMBALINAS. Un tema que puede no ser tan anecdótico porque hoy ambas alcaldesas electas incluso han estado presentes en eventos que los alcaldes en turno encabezan lo cual rompe con una regla no escrita de que el alcalde o alcaldesa electa respeta la vigencia de quien aún está en el poder.

LAS GOLONDRINAS ANTICIPADAS. Y bueno, Ricardo Ortiz Gutiérrez, en Irapuato; y Héctor López Santillana, en León; tienen que apechugar con esos nuevos tiempos en los que con mayor fuerza parecen despedirse antes de tiempo de sus respectivos cargos.

PARA ADELANTE. Tanto Gutiérrez Campos como Alfaro García se involucran en el quehacer diario de sus municipios y dejan a un lado el bajo perfil y la discreción y apuestan por sembrar expectativas entre sus gobernados en temas torales como el de la seguridad que ya es en ambos municipios una demanda generalizada.

ANTECEDENTES. Eso tiene sus ventajas porque se ven ambas autoridades próximas a asumir el poder, echadas para adelante en varios flancos. Ambas fueron diputadas locales y tendrán un seguimiento especial porque es la primera vez que el PAN apuesta por mujeres para gobernar esos municipios tan grandes del corredor industrial.

NINGUNA PUDO. Hay que recordar que ya León tuvo una alcaldesa, Bárbara Botello, que terminó su mandato con su equipo de aliados literalmente roto; que en Salamanca, Beatriz Hernández Cruz también se peleó con su propio partido al punto que terminó postulándose por la reelección por el PT; mientras que en Celaya, Elvira Paniagua pasó las de Caín a mitad de su mandato en el tema de seguridad.

RECUENTO. Ojo, con ese dato, finalmente hasta ahora ninguna de las mujeres que ha gobernado tres de los cuatro municipios más poblados de la entidad (León, Celaya y Salamanca) por cierto con diferente partido (PRI, PAN y Morena) ha podido buscar la reelección.

LA HORA DE LA VERDAD. En Irapuato será la primera ocasión que gobierne una mujer. En León será la primera ocasión que una panista asuma el cargo. En su momento, los panistas fueron los más férreos críticos de Botello, ya Alejandra Gutiérrez tendió puentes con sus adversarios, concretamente con sus exrivales del PRI y de PRD. Aunque eso no será suficiente.

LA DEL ESTRIBO…

Hace unos días, la dirigente estatal del PRI, Ruth Tiscareño, declinó hablar de los cuestionamientos que hay de su designación como candidata a diputada plurinominal local en Guanajuato cuando es oriunda fe San Luis Potosí y había llegado como delegada del PRI para conciliar y acercar posturas entre las tribus no para exacerbar los ánimos agandallando las pocas candidaturas que hay para repartir.

En esa rueda de prensa dijo que el tema era la defensa institucional del triunfo de Mauricio Trejo, en San Miguel de Allende. Que este lunes, Tiscareño se pronunciaría. Vamos a ver.

Recordar es volver a grillar

CARLOS MEDINA: EL SEGUNDO AIRE EMPEZÓ HACE SIETE AÑOS

Carlos Medina y Humberto Andrade tienen una coincidencia: los dos han aparecido en situaciones muy particulares y propicias para ambos en el panismo. Pertenecen a una suerte de casta especial que casi siempre cuando quiere puede aunque en el caso de Medina, su regreso a la política activa se gestaba hace siete años de una manera involuntaria.

Y es que Medina Plascencia no quería regresar a la política activa pero su propio protagonismo, le obligó a hacerlo.

En 2014, un día como hoy, en una declaración del entonces dirigente estatal del PAN (hoy director del DIF), Gerardo Trujillo Flores que no tenía prevista y que salió en la calentura de una rueda de prensa, afirmaba que Carlos Medina Plascencia era un posible candidato a la alcaldía de León.

“El regreso de Carlos Medina se debe, como él lo ha dicho, al trabajo que ve por parte del gobernador y a reforzar el trabajo que se hace a través de los comités municipales y a través del comité estatal. Yo les acabo de mencionar hace unos momentos que me preguntaban de los candidatos que hubo uno, al que ustedes no mencionaron”, decía Trujillo.

Y ese “precandidato” extra era justamente Medina que surgía en medio del galimatías rumbo a 2015 cuando el PAN veía inminente su rápido regreso a Palacio Municipal.

Hasta ese momento, en el PAN leonés de manera oficial figuraban seis aspirantes plenamente reconocidos por el comité estatal blanquiazul: Ector Jaime Ramírez Barba, Héctor López Santillana, Juan Carlos Muñoz, Mayra Enríquez, Diego Sinhue Rodríguez y Humberto Andrade.

Sheffield, no incluido en la lista de prospectos por ser ajeno al grupo en el poder ya daba lata como piedra en el zapato pero nadie se la creía y pensaban que lo iban a anular de un plumazo.

Y luego, hace exactamente seis años, en el PAN se cocinaba la cargada a favor de Humberto Andrade Quesada como candidato único a la dirigencia estatal. Por lo menos, hasta ese momento, se pensaba que era el único suspirante y que con el acuerdo de las dos grandes tribus, se resolvía el tema.

Ese día, el diputado local electo Ricardo Torres Origel y el entonces magistrado Vicente Esqueda declinaban públicamente a favor del empresario leonés lo que despejaba del camino del lado torresgracianista para una sucesión sin fisuras.

“Aquí no hay línea, yo no tengo ni edad ni interés alguno para ser representante ni vocero de nadie, vamos a ser un programa de unidad, un proyecto de inclusión y vamos a demostrar que estamos para hacer un partido confiable de la sociedad”, decía Andrade, flanqueado por ambos personajes.

La imagen del día

LA PANDEMIA: NÚMEROS QUE INQUIETAN

Hace un par de semanas, el 3 de julio, a nivel nacional se registraron 6 mil 228 contagios de covid-19 a nivel nacional por dos en Guanajuato y cero de León.

En el caso de las defunciones, a nivel nacional hubo 155 defunciones, en el estado dos y en León solo uno. El porcentaje de ocupación hospitalaria era de 1.1% en ISAPEG, 0,5% en el Seguro Social 16% y cero en privados e ISSSTE.

A la semana siguiente, el 11 de julio se registraron 9 mil 581 casos en el país, 57 en Guanajuato y 41 en León. En cuanto a las defunciones. A nivel nacional fueron 232, en Guanajuato uno y en León cero.

La ocupación hospitalaria estaba en 2.56%, en el IMSS 1.3: 0% en el IMSS y 30% en privados. El porcentaje de aumento de casos positivos de una semana a otra era de 1.94%: a nivel estado de 0.41% y en León del 0.57.

Finalmente, el pasado sábado 17 de julio fueron 12mil 420 casos positivos a nivel nacional; 168 en Guanajuato y 65 en León; respecto a las defunciones, en el país hubo 275, en Guanajuato uno y en León cero.

En cuanto al porcentaje de ocupación hospitalaria, 4.03 en el ISAPEG, 2.2 en el Seguro Social 6.,7 y en privados 35%.

En cuanto al porcentaje de aumento en los contagios de una semana, en lo nacional aumentó 2.52%; 0.53% en el estado y 0.7 en el municipio leonés.

Es decir, lo que se puede decir con base solamente en los números es que en efecto, las cifras de contagios siguen incrementando de manera importante en las últimas dos semanas pero que las cifras de fallecidos no han aumentado en el mismo nivel ni la hospitalización por covid.

La cifra más preocupante es la de casos activos porque el 4 de julio había solo 300 casos y el 10 eran 640 y ayer mil 234. Es decir en 2 semanas, esos casos crecieron un 400%.

Datos interesantes que aunque son a la alza, no están al nivel de la actividad epidémica en otros estados como en la Ciudad de México en donde se retrocedió en el semáforo mientras que en Guanajuato parece atinado que no se haya tomado el verde que otorgaba la federación hace semanas.

Es saludable saber que las vacunas hacen su efecto y que la pregunta hoy es si en Guanajuato esa tercera ola se contiene o se pospone. Ojalá sea lo primero porque se avecina el regreso a clases lo que será un reto para todos los gobernantes por las resistencias que ya se dan desde ahora de quienes llenan plazas comerciales, acuden a restaurantes, vacacionan y hacen reuniones de amigos pero se quejan que es irresponsable que los niños ya regresen a la escuela.