Redacción

Filipinas.- Una mujer originaria de Mandaue, Filipinas, se encontraba disfrutando de la vida con su amante en una habitación de un motel, hasta que fue descubierta por su marido y como ultimo recurso optó esconderse en el techo del lugar.

El esposo trabajaba como marinero, por lo tanto pasa largas temporadas separado de su familia, no obstante, comenzó a sospechar que su pareja lo estaba engañando, además que años antes su hija ya la había descubierto en un acto de infidelidad.

La versión de los hechos ocurridos, el 30 de noviembre, el marinero emprendió toda una estrategia para descubrir la infidelidad de su esposa. Se tomó la tarea de seguir el taxi en el que supuestamente ella iría a trabajar, pero fue todo lo contrario, ya que se percató que el vehículo se detuvo para recoger a un joven desconocido y posteriormente lo que más temía; se dirigió a un motel.

El hombre intentó entrar al motel pero los empleados le negaron el paso. Mas tarde, uno de sus amigos llamó a la policía y estos si pudieron ingresar sin problema. Lo extraño fue que cuando los uniformados entraron a la habitación, no encontraron nada, hasta que de pronto cayó una parte del techo junto a unos zapatos y las piernas de la mujer quedaron colgando. 

Al descubrir su escondite, los policías le solicitaron que bajara, pero ella se negó, así que uno de los elementos tuvo que subir para negociar con ella por casi media hora hasta que la convenció de entregarse. El amante también fue detenido a pesar de que en el momento había logrado escapar. 

*Con información de Debate

AC