Redacción

Estados Unidos.- Una mujer descubrió drogas medicinales en la ‘Cajita Feliz‘ de su hijo de 11 años que había comprado en un McDonald’s. El incidente ocurrió en el estado de Maine, en Estados Unidos el pasado 30 de junio, informó el Departamento de Policía de la ciudad de Auburn.

Se dijo que entre los nuggets y las papas fritas, la madre encontró varios sobres de buprenorfina, es un fármaco del grupo de los opioides que se utiliza para tratar la adicción a otras drogas similares como la morfina y la heroína, se trata de un medicamento que solo se expende bajo receta médica.

Afortunadamente el menor no ingirió el medicamento y su madre dio aviso a la Policía que inmediatamente comenzó una investigación.

Los agentes revisaron las cámaras de seguridad del restaurante y determinaron que la sustancia pertenecía a uno de los empleados del local que lo tiró en la cajita accidentalmente al despachar el pedido. El hombre a su vez obtuvo la droga de forma ilegal, por medio de otra empleada, ese mismo día.

Ambos empleados, Michael Sevey, de 43 años, y Mariah Grant, de 29, enfrentan cargos criminales por posesión ilícita y tráfico ilícito de medicamentos recetados, respectivamente.

*Con información de RT Noticias

LC