León Top 5

Muestra que es posible salir de la violencia

Jazmín Castro      

León.- La violencia se mantiene de poco amor y mucho miedo, que se traduce en años de humillaciones, desamor, golpes y amenazas.

Es fue el caso de Norma, quien en ocho años de casada solo conoció la violencia física, psicológica y patrimonial, -es lo que ella alcanza a detectar- además de que a la fecha teme por su vida.

Aunque se divorció hace cuatro años, su expareja no ha dejado de molestarla, y le manda mensajes donde la amenaza de muerte.

Cuando ella tenía 15 años, conoció a quien fue su esposo durante ocho largos años, con quien tuvo a dos hijas.

Sin embargo, ahora reconoce que desde el principio las cosas no marcharon bien, cuando tenían dos meses de novios, él comenzó a decirle como tenía que vestir, maquillarse, prohibirle usar cierto tipo de ropa, es más, hasta la estatura de 1.75 centímetros de ella, le molestaba al sujeto.

“No podía verme más alta que él, porque se enojaba semanas, tenía que usar zapatos de piso, algo más alto estaba prohibido”, comentó.

Cuando se casaron, la violencia fue en aumento, hasta llegar a los golpes, “me pegaba donde no se me viera, ya después me golpeaba donde fuera con tanta fuerza que me dejaba marcas”, contó.

Norma asegura que bajo ese tipo de violencia existen miles de mujeres, que guardan silencio por evitar el sufrimiento de sus hijos, por creer que no podrán solas, porque hubo alguien que se encargó de destruir el amor propio y su valor.

Ahora cuenta su historia para motivar y brindar esperanza, “cuando me fui porque me engañó hasta con mi hermana, comencé desde abajo, me quedé sin poder pagar agua y luz, apenas tenía para darle de comer a mis hijas… pero luché, han pasado cuatro años y ahora vivo en paz y contenta”, dice al sonreír.

EZM

Related posts