Muere Vincent Lambert, símbolo de la muerte digna en Francia

El enfermero francés llevaba una década tetrapléjico y en estado vegetativo falleció nueve días después de que el hospital de Reims comenzara el protocolo para retirarle las máquinas

Staff Correo

Francia.- Muere Vincent Lambert, el enfermero francés llevaba una década tetrapléjico y en estado vegetativo, símbolo del debate sobre la muerte digna en Francia, falleció nueve días después de que el hospital de Reims comenzara el protocolo para retirarle la alimentación e hidratación artificial.

Vincent Lambert murió en la mañana de este jueves en el hospital de Reims, Francia, a las 08:25, hora local, tras más de una década en estado vegetativo, según comunicaron abogados de sus familiares. Los médicos apagaron por orden de un tribunal las máquinas que le mantenían con vida el 2 de julio. Era la tercera vez que le sometían al protocolo de “fin de vida”.

El francés de 42 años sufrió un accidente de tránsito en 2008 lo que lo dejó tetrapléjico y le obligó a estar postrado en una cama como paciente de un hospital. Se le alimentaba con comida y agua a través de un tubo gástrico. El hombre podía respirar sin ayuda artificial y ocasionalmente abría los ojos.

El caso de Lambert, quien trabajaba como enfermero psiquiátrico, encendió en Francia el debate sobre la eutanasia y el derecho a morir dignamente y provocó una larga batalla judicial que enfrentó a su propia familia.

Su esposa y tutora legal, Rachel, llevaba años pidiendo que le retiraran los tubos que lo mantenían con vida, mientras que los padres, católicos devotos, no estaban de acuerdo y lo consideraban una ‘eutanasia encubierta’, afirman que su hijo no estaba gravemente enfermo.

Viviane, la madre, dijo que estaba “orgullosa de los tribunales” cuando la corte decidió mantener con vida a su hijo antes de cambiar de nuevo la orden a favor de la esposa. Y se temía que Pierre, el padre de Lambert, tuviera un plan para secuestrarlo.

Seis hermanos de Lambert y un sobrino estaban de acuerdo con la retirada del apoyo artificial. Lambert no dejó por escrito ningún testamento vital, pero su mujer y su sobrino han manifestado en varias ocasiones que él no habría querido “vivir como un vegetal”.

Este jueves, el abogado de los padres de Lambert le dijo a la agencia Reuters que se había cometido un “crimen de Estado“. Según algunos medios franceses, los padres planean demandar al equipo médico que desconectó las máquinas que mantenían con vida a su hijo.

En Francia, la eutanasia es ilegal, aunque a los médicos sí se les permite colocar en una sedación profunda que lleve a la muerte a los pacientes con enfermedades terminales.

*Con información de la BBC

Comentarios

Comentarios