Redacción

Texas.- En menos de 15 horas una pareja de Amarillo, en Texas, pasó el peor día de su vida, pues su hija de cinco años fue diagnosticada con Covid-19 y luego murió. La madre anunció el deceso de la pequeña Tagan en su cuenta de Instagram.

La niña fue trasladada al hospital por presentar vómitos, sensación de nauseas y cansancio. En urgencias le realizaron pruebas y dio positivo a Covid-19. No fue hospitalizada; los médicos le dijeron a los padres que Tagan “estaría bien”. Su pronóstico se basaba en que no presentaba síntomas como fiebre y tos.

Tagan continuó debilitándose con el paso de las horas. Cuando comenzó a fallar la respiración, sus padres, Lastassija White y Quincy Drone, llamaron a una ambulancia.

“El médico nos dijo que nuestro hija estaría bien, pero ni siquiera cumplió veinticuatro horas. Murió en las próximas quince horas”, declaró a NBC News Quincy.

En redes sociales se hizo viral el caso debido a una publicación de la madre en Instagram: “Mi dulce amor, ¿Cómo se supone que voy a seguir ahora?”, escribió Lastassija White.

“Por favor, Tagan, mi corazón está tan vacío que estoy destrozada y no sé si alguna vez podré recomponerme, ¿Cómo se supone que voy a dormir por la noche? Todo lo que puedo escuchar es ‘mami, ¿puedo acostarme sobre ti?’. Sin esas palabras todas las noches estoy tan perdida… Mi amor, todavía cuestiono las acciones de los dioses. ¿Cómo pudo salvarme una semana antes solo para hacerme esto? Podría haberme llevado a mí. Ojalá me hubiera llevado”.

Texas se convertirá en el primer estado de la Unión Americana en llegar al millón de casos de Covid-19.

AC