Redacción
Monterrey.-
Este martes el secretario de Salud de Nuevo León, Manuel de la O Cavazos, notificó la muerte del paciente mexicano, que hace unos días había sido reportado como uno de los primeros posibles casos del COVID británico.

Manuel de la O, informó que actualmente se realizan estudios epidemiológicos sobre los contactos de este paciente. Mientras tanto la prueba de este paciente fue enviada este lunes al Indre y esperan que en estos días  se confirme o descarte si se trata de la variante B1.1.7.

El doctor reiteró que en los estudios realizados al paciente sospechoso, ya finado, en la muestra se encontró una similitud del 96.3 por ciento con la variante británica.

El secretario de Salud habló del caso sospechoso de esta variante en Tamaulipas y dijo que nuevamente se le realizaran pruebas, ya que la primera resultó in-determinante: ni positiva ni negativa.

El funcionario manifestó que, de acuerdo a varios estudios esta variante es más contagiosa, pero no es más letal.

MD

Con información de El Universal