Marcador Top 5

Muere Diego Armando Maradona; decretan luto nacional por tres días

Redacción

Argentina.- El mundo del futbol ha perdido a una de sus enormes figuras, su D1OS, como fue catalogado por los hinchas no sólo de su natal Argentina, sino del mundo entero. El ‘Cebollita’, el ‘Pelusa’, Diego Armando Maradona murió en su domicilio a los 60 años de edad a causa de un paro cardíaco.

Fue aproximadamente a las 13:00 horas, en Buenos Aires, que corrió la noticia: entre cuatro y seis ambulancias arribaron al Barrio de San Andrés, al domicilio de Maradona tras un aviso de descompensación, le practicaron reanimación pero Diego ya no logró responder.

El exseleccionado había sido operado a principios de noviembre de un coágulo en la cabeza, por decisión propia se recuperaba en casa, pero no tuvo éxito.

Horas más tarde el propio presidente de Argentina, Alberto Fernández confirmó la noticia decretando tres días de luto en memoria del futbolista que los hizo tocar la gloria en 1986, cuando de su mano conquistaron la Copa del Mundo, ahora lo despedirán con honores en la histórica Plaza de Mayo, donde entregó a su pueblo la preciada copa conquistada, se espera la asistencia de más de un millón de personas.

Cumplió su sueño y el de toda Argentina

El ‘Pelusa’ nación en 1960 en Villa Fiorito, Buenos Aires, con un origen humilde pero lleno de talento comenzó a destacar desde pequeño. Debutó como profesional jugando para Argentinos Juniors, a los 15 años de edad, en este club militó de 1976 a 1980 disputando 166 partidos con 111 goles.

A los 16 años de edad se convirtió en el jugador más joven en estrenarse con la albiceleste, debutó en 1977 en amistoso contra Hungría, dos años más tarde fue convocado por César Menotti para disputar la Copa Mundial Sub 20 Japón, título que se llevaron a casa.

Su carrera siguió por Boca Juniors, donde debutó el 22 de febrero de 1981 ante Talleres de Córdoba. El Xeneize ganó por 4-2 y Maradona colaboró con doblete. Con la azul y oro fue campeón del Metropolitano de 1981. Jugó 40 partidos y anotó 28 goles.

Su siguiente paso fue el futbol europeo, se fue al Futbol Club Barcelona donde debutó el 4 de septiembre de 1982, ante el Valencia. Como culé ganó la Copa de la Liga y la Copa del Rey. El 5 de mayo de 1984 se despidió con una derrota contra Athletic de Bilbao, en la final de la Copa del Rey. Con los catalanes jugó 58 partidos y marcó 38 goles.

Tras una polémica salida del equipo culé, pasó al Nápoles, donde se llenó de gloria y se convirtió en ídolo del equipo. Ahí consiguió el primer Scudetto en la historia del equipo, en la temporada 1986-87, título que repitió en la 89-90, además de ganar la Copa Italia 86-87, la Supercopa 90 y la Copa de la UEFA 88-89. En Napoli jugó 259 encuentros y marcó 115 goles.

Tras su salida de Italia tuvo un paso fugaz por España, donde jugó cinco partidos con Sevilla y luego regresó al Boca Juniors, 14 años después, en 1995. El 25 de octubre de 1997 colgó los botines, la tarde en que los xeneizes vencieron a River Plate por 2-1.

Como seleccionado siempre se le recordará su conquista en México 1986 una de las actuaciones individuales más determinantes en la historia de los Mundiales.

Sus goles ante Inglaterra, en cuartos, serán recordados por siempre, primero con la famosa ‘Mano de dios’ y posteriormente con una jugada individual donde se deshizo de los defensas para definir con maestría ante la salida del arquero.

Siempre polémico

Las adiciones persiguieron a Maradona gran parte de su carrera, en múltiples ocasiones dio positivo a pruebas de doping, recibió suspensiones y en su momento pidió separar su errores del futbol, “La pelota no se mancha”, declaró en su despedida.

Entre sus facetas también logró desempeñar la de director técnico, dirigiendo a Deportivo Manduyú de Corrientes, Racing Club, Al Wasl y la Selección Argentina, todos con números regulares hasta que llegó a México, tomó a los Dorados de Sinaloa y llegó a dos finales, ambas perdidas.

Su último paso por el deporte se dio como estratega del Gimnasio y Esgrima de La Plata, equipo que recibió sus últimas instrucciones antes de su inesperada partida.

Durante el periodo de Carlos Menem en la presidencia, ‘La Rosada’ tuvo la despedida de otras personalidades, destacando la de el ex quíntuple campeón mundial de Fórmula 1, Juan Manuel Fangio, el 17 de julio de 1995.

Con información de López-Dóriga Digital y Diario AS

Te podría interesar:

SZ

Related posts