Morrill: no nos toca regular asentamientos

4
COMPARTIR
La Venada es uno de los sitios irregulares más antiguos. Foto: Archivo

El titular de Desarrollo Urbano asegura que el tema corresponde al gobierno del estado

Lourdes Vázquez

Publicidad

GUANAJUATO, Gto.- La Dirección de Desarrollo Urbano no tiene ninguna facultad para regularizar La Venada, pues en caso de intervenir propiciaría que se sigan dando asentamientos irregulares, informó el titular de la dependencia, Carlos Morrill Yllades.

“Nosotros no podemos hacerlo (…) les vamos a dar cuerda, ya regularizamos esto, y esa va a ser una forma de adquirir viviendas y terrenos de todo mundo”

Carlos Morrill Yllades, Director de Desarrollo Urbano            

“Nuestra responsabilidad es cuidar que el desarrollo urbano se dé, de acuerdo a la ley (…) sí hay maneras de que se pueda regularizar, pero nosotros no podemos hacerlo, (…) les vamos a dar cuerda, ya regularizamos esto, y esa va a ser una forma de adquirir viviendas y terrenos de todo mundo”, manifestó el funcionario municipal.

Señaló que las familias que habitan La Venada pueden acercarse al gobierno del estado, para conocer alternativas de regulación, “supongo que van a tener que indemnizar y algo se tiene que hacer, pero así nada más regularizar porque sí, pues no”.

Hay más

Morrill informó que recientemente se han detectado pequeñas invasiones en el Cerro de Aldana y en Puentecillas; subrayó que esta última comunidad se conformó con este tipo de asentamientos.

Te podría interesar:  Llama HLS a comerciantes de corredor Madero a regularizarse

El funcionario no dio a conocer cuántas familias viven en estas condiciones en Puentecillas: “todo está sobre una propiedad privada, ahí gobierno de estado está trabajando para ver cómo se regulariza, es que son asentamientos de más de 40 años, pero como ya no son tan irregulares, tendrían que apoyarlos”.

Puerta clandestina

Respecto a la puerta abierta de manera clandestina en la Subterránea, cerca de la subida a la plaza Los Ángeles, Morrill informó que los propietarios del bar al que pertenece dicho acceso, (de quienes no aportó datos), serán multados con 50 salarios mínimos y se comprometieron a reconstruir el área.

El director de Desarrollo Urbano señaló que el Instituto de Antropología e Historia (INAH) tendrá que intervenir en el tema, para determinar qué materiales se usarán. “No tendría que ser tan estricto, que se con el mismo material y ellos están en la mejor disposición (de reconstruir), como que no sabían la gravedad del daño patrimonial que estaban haciendo”, detalló.