Karla Silva

Silao.- Regidores de oposición en el Ayuntamiento 2021-2024 comenzaron a despachar en el patio de la Presidencia Municipal de Silao debido a que no se les asignaron oficinas, pues fueron destinadas solamente para los ediles emanados del partido Morena.

A temprana hora llegaron a la Casa Municipal María de la Luz Ibarra Valdenegro, representante del Partido Verde Ecologista, así como la bancada panista del Partido Acción Nacional conformada por Manuel Eduardo Álvarez Lozano, Erika Maribel López Gutiérrez, Rolando Monroy Galván y María Teresa Tello García, quienes colocaron mesas y sillas para recibir a la ciudadanía.

Ibarra Valdenegro -quien se mantiene por tres años más como miembro del Ayuntamiento -explicó que desde el lunes acudieron a las oficinas destinadas para Síndico y Regidores, pero que la síndico María Cecilia Rodríguez Rangel les comentó que “por indicaciones del alcalde (Carlos García Villaseñor) no teníamos oficina”.

Al llegar este martes, los aproximadamente 10 módulos ya estaban ocupados por los morenitas y sus asesores. José Cruz Rangel Pérez, quien se mantiene también como regidor por el PRI, continúa en el mismo espacio que en los últimos tres años.

Ibarra Valdenegro descalificó el hecho, al mismo tiempo en el que pidió trato con igualdad: “Es lo que merecemos, yo creo que sí se está haciendo una imposición desde la primera sesión de Ayuntamiento (…) deben de tomarnos en cuenta de la misma manera porque tenemos los mismos derechos y las mismas obligaciones”.

Por otra parte, el panista Rolando Monroy Galván declaró que en palabras de la Síndico, “es lo que hay”, y que para la bancada albiazul solamente había dos módulos disponibles. “Para atender a la ciudadanía necesitamos un espacio, por eso decidimos traernos unas mesas y unas sillas propias”, defendió.

Por último, mencionó que el Presidente Municipal los convocó al diálogo y que se comprometió a solucionar la situación lo antes posible.

En otro tema, como ya lo había anunciado el alcalde Carlos García Villaseñor antes de asumir el cargo, esta semana comenzó una serie de despidos de trabajadores de la Presidencia Municipal, a quienes se les citó ayer en el edificio de la calle Melchor Ocampo para presentarse ante la Dirección de Recursos Humanos y recibir su baja.

De acuerdo con la postura oficial del Municipio a través del director de Recursos Humanos Armando Antonio Peña Silva, lo anterior se debido a que desde el 9 de octubre concluyeron los contratos de 400 de los 600 empleados (en su mayoría de categoría eventual), quienes “serán reubicados acorde a su perfil, funciones y a sus capacidades”, por lo que deberán ingresar nuevamente su documentación.

Los únicos que no han sido llamados a revisar su estatus laboral son los adscritos a la Secretaría de Seguridad Ciudadana, “ante la complejidad que implica la misma dependencia”.

Complicada transición

El pasado 8 de octubre, derivado de los convenios de terminación de contratos individuales de trabajo que directivos de la Presidencia Municipal de Silao firmaron hace una semana, varias dependencias quedaron sin dirección y la administración ha evadido informar de qué áreas se trata.

En los documentos se estipula que como último día de labores el 30 de septiembre de este año, 10 días antes de que concluya la administración, y aunque se buscó conocer pormenores a través de la Dirección de Comunicación Socia, ésta no ha dado respuesta a la petición.

Ha trascendido que en esta situación están la Dirección de Desarrollo Social y Promoción Rural, y tampoco se ha dado a conocer bajo quién recae la responsabilidad del trabajo de las dependencias y, en consecuencia, del proceso de entrega-recepción.

Por otra parte, como ya había sido anunciado por el alcalde Carlos García Villaseñor antes de asumir el cargo, esta semana comenzó una serie de despidos de trabajadores de la Presidencia Municipal.

Al menos medio centenar de empleados de gran parte de las dependencias se aglomeraron en el patio de la Casa Municipal en espera de ser atendidos, lo que podría tomar toda la jornada laboral.