Divisadero Opinión

Morena: ¡que devuelva las entradas!

Como afirman ser ‘la esperanza de México’ y los que limpiarán de raíz la podredumbre, parecía que estaban dejando al límite la definición de sus candidaturas porque anunciarían perfiles muy atractivos que sorprenderían al respetable electorado guanajuatense.

En el noreste, por aquello de que los morenistas se viven ‘lagrimeando por los pobres’, había expectativa de que ofrecieran opciones cercanas al tono de los valores y cualidades que todos los días madruga a promover el presidente López Obrador, o cuando menos que mostraran alguna diferencia significativa con el resto de los partidos. Tuvieron tres años para construir candidaturas interesantes en esta región donde tampoco es cosa del otro mundo encabezar una alcaldía, hay municipios como Atarjea, Xichú o Santa Catarina cuya población es tan pequeña que cabría en unos cuantos trenes del metro de la Ciudad de México, y sus problemáticas son menos complejas que las de una sola colonia en la periferia de León.

Sin embargo, sucedió como cuando después de la jornada laboral se acude al cine con ánimo de ver algo que valga la pena, derrapando se compra boleto, pero apenas instalados frente a la pantalla hasta se atragantan los nachos porque desde la primera escena aquello es un fiasco, al grado que dan ganas de ir a pedir la devolución de las entradas.

Así Morena con sus candidaturas, su película de suspenso resultó un churro, tipo esos de ‘La Risa en Vacaciones”

Los premiados: galleros, esposas, ahijados…

Genaro Martín Zúñiga, alcalde con licencia de San José Iturbide, va por la diputación federal en el distrito 02 con cabecera en San Miguel Allende.

Lo premiaron porque durante dos años y medio gobernó más con estilos de señor feudal que como funcionario público respetuoso de la ley, y porque en su gestión se acrecentaron dramáticamente la inseguridad y los muertos ligados a la delincuencia. Con esa candidatura le reconocen su habilidad para organizar peleas de gallos en recintos oficiales, y para hacer negocios con la feria regional coludido con un político panista del rumbo. Quizás también le vieron virtudes actorales, porque durante su administración toda la gente ha vivido en la zozobra, pero a días de pedir licencia él ya estaba denunciando sentirse amenazado, tema que llegó hasta la conferencia mañanera. Con eso consiguió supieran que existe en los otros municipios del distrito por el que competirá.

No deja de ser sorprendente que el propio presidente de la República haya caído en el juego, la única manera de explicarlo es porque las redes de inteligencia federales en la zona están desmanteladas, son muy torpes, o en el peor de los casos están cooptadas.

Pero además, aun cargando toda esa estela de desprestigio en la opinión pública, Genaro también logró que su esposa Verenice Rico sea candidata a la alcaldía de Iturbide.

En San Luis de la Paz, la abanderada Aidaveth García Monjaráz tuvo el ‘mérito’ de que desde su cargo de regidora ha estado compartiendo muy de cerca el poder con el alcalde priista Gerardo Sánchez, quien maniobró para tenerla el mayor tiempo posible en el Comité Adquisiciones. El ‘consejo de sabios’ de Morena que la ungió, visionarios como son, seguramente calculó que los ludovicenses están ansiosos de votar por ella pues es hermana de la desprestigiada exfuncionaria (Arisbeth) que tuvo que dimitir como subdelegada de Bienestar en medio del escándalo por los manejos irregulares del programa La Escuela es Nuestra. Como ejemplo de su ‘altura’ política, este viernes se divulgaron imágenes de que el registro de su planilla aconteció en medio de un pleito que parecía de esos de vecindad cuando dos mujeres se pelean por el tendedero.

En Atarjea, el exalcalde panista Guadalupe Flores ‘Lupillo’, quiere volver a gobernar ahora disfrazado de prócer de la Cuarta Transformación. Los mandones de Morena quizás lo eligieron al saber que en ese municipio se le recuerda, entre otras linduras, porque mucho tiempo hizo mancuerna en los negocios de presidencia con Rigoberto Hurtado, también exalcalde del PAN, el mismo que años después creó la empresa ‘Kore caminos del Noreste’ mediante la cual consiguió cuantiosos beneficios económicos aprovechando una amplia red de complicidades construidas al interior de gobiernos de la región.

En Santa Catarina, apostaron a Josefa Barrera, quien apenas hace tres años buscó esa misma candidatura por el PAN. Todo indica que como su catecismo dice “no robar, no mentir, no traicionar”, les emocionó la idea que la fuerza principal de esta candidata residirá en las redes de dos exalcaldes panistas expertos en tener una mano al erario y otra al escapulario: Filogonio Jiménez y Lázaro Cárdenas, quienes en ese poblado llevan muchas administraciones haciendo negocios personales al amparo del poder público.

 En Xichú va Efraín Calixtro, a quien comenzando el sexenio el manto protector de una leonesa lo metió un rato en la nómina de Servidores de la Nación, junto con varios de su familia, aunque cuando apareció el botín del Programa la Escuela es Nuestra dejó esa plantilla y ensayó sus incipientes lances de contratista siendo parte de los que merodearon esos dineros. Como los morenistas son férreos defensores de las tradiciones, incluidas las del virreinato, desde el Bajío, ‘Malú’ Micher decidió que este muchacho de 27 años debía encabezar la planilla de la ‘4T’ en ese municipio serrano, porque aunque su historial es gris, goza del inmenso mérito de ser el ahijado que ella dejó en una comunidad xichulense hace casi tres décadas cuando fue candidata del PRD a la gubernatura.

Estos (y otros que luego Divisaremos), según Morena son la ‘esperanza de México’.

Otras noticias