Nayeli García

Irapuato.- Ante la llegada de migrantes este fin de año a Irapuato, el alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez dijo que se mantendrá un monitoreo en las comunidades a través de los delegados para la detección de paisanos y poder verificar que no cuenten con síntomas de Covid-19.

Al 19 de noviembre, Irapuato contaba con cinco mil 677 contagios confirmados y 360 muertes a causa de este virus, que aunque lo mantiene en una tasa baja dentro del corredor industrial de Guanajuato, el alcalde señaló que no se deben de relajar las medidas y la ciudadanía debe de concientizarse sobre la problemática que podría extenderse todo el 2021.

“Ojalá no regresemos a rojo, pero estamos en riesgo el poder tener que trabajar más, no nos queda la menor duda que si queremos controlar esta situación lo mayor posible, se tiene que acelerar los procesos de cuidado y de concientización”, puntualizó.

Repunte en contagios

Ricardo Ortiz explicó que en la zona rural los casos de coronavirus no se han visto incrementados, sin embargo ya empiezan a haber repuntes en los contagios y se tienen que aplicar medidas sanitarias restrictivas.

“Si bien están un poco más controlado porque tienen situaciones muy diferentes al hacinamiento que en la zona urbana, sí están teniendo una problemática y hay identificación”, dijo.

Con el arribo de paisanos de Estados Unidos, país que también presenta una problemática considerable, dijo que se está trabajando con los delegados para que ellos den aviso de las personas que están llegando a las comunidades y, a través de la Jurisdicción Sanitaria VI, revisar que no presenten síntomas y se mantengan aplicando las medidas sanitarias.

LC