Míriam y Annuska ‘entretejen’ historias

    0
    COMPARTIR
    Las escritoras recopilaron en su libro experiencias sobre tejedores. Foto: Karen Bruno.

    Presentan su libro ‘El mensaje está en el tejido’

    Karen Bruno

    Guanajuato.- Míriam Mabel Martínez y Annuska Angulo, ambas escritoras y periodistas presentaron su libro ‘El mensaje está en el tejido en donde plasmaron su investigación sobre la importancia que tiene el tejido actualmente en la vida diaria.

    Las expositoras mencionaron que el tejer es un método de relajación y puede llegar a ser obsesivo pues quien lo practica siente una sensación de paz y tranquilidad por lo que se puede pasar horas realizando la misma actividad.

    Publicidad

    Reconocieron que ambas también tejen y que además de disfrutarlo les ha ayudado a generar mejores ideas, pensar más rápido y tener mejor concentración.

    Afirmaron que quienes practican está actividad ven cambia la forma de pensar, pues asocian la vida con el tejido, ya que de equivocarse puedes deshacer el nudo y comenzar de nuevo.

    Recordaron que cuando sus conocidos se enteraron que les gustaba y sabían tejer se quedaron asombrados pues para ellos era extraño que mujeres profesionistas supieran hacerlo.

    Gran vivencia

    Mencionaron que cuando estaban recopilando experiencias sobre tejedores se encontraron con que los hombres huicholes se reúnen por las tardes para tejer mientras platican, con lo cual quedaron asombradas, puesto que el tejer es considerado como una actividad exclusiva de las mujeres.

    Te podría interesar:  Piden investigar la falta de tuberías que donó Simapag

    Asimismo, contaron que el tejido tiene grandes beneficios para quienes lo practican desde ayudar a superar una depresión hasta lograr que una persona se sienta funcional.

    Míriam Mabel dijo que se dieron cuenta que hay muchos ‘tejedores de closet’ pues encontraron que varios profesionistas lo saben hacer pero no todos lo dicen.

    “La gente se sorprendió cuando les decíamos que nosotros tejiamos, decían que cómo nosotras personas profesionistas sabíamos hacerlo”, expresó Míriam.

    MEJZ*