Mireles podría dejar la prisión en 72 horas

José Manuel Mireles es cofundador de las autodefensas de Michoacán. Foto: Especial

AFP

MORELIA, Mich. – El cofundador de las autodefensas en Michoacán, José Manuel Mireles, podría dejar la prisión tras un año recluido después de que la fiscalía general reiterara un recurso en su contra, comentó este viernes la hermana del exmiliciano

José Manuel Mireles es cofundador de las autodefensas de Michoacán. Foto: Especial
José Manuel Mireles es cofundador de las autodefensas de Michoacán. Foto: Especial

Durante las próximas 72 horas,  “mi hermano y sus seguidores gozarán de su libertad y concluirá el atropello cometido contra ciudadanos que se organizaron para defender sus derechos y su patrimonio”, indicó Virginia Mireles Valverde.

Mireles es un personaje carismático que, a inicios del 2013, convenció a sus vecinos a levantarse en armas en contra del abusivo cártel de Los Caballeros Templarios.

El doctor ingresó a prisión debido a su oposición por convertir a las autodefensas en fuerzas rurales oficiales en julio de 2014, junto a varios de sus colaboradores, acusado de portación de armas de uso exclusivo del Ejército y de narcotráfico al menudeo.

Su detención ocurrió después de que Mireles irrumpiera con 600 hombres armados en una localidad del municipio Lázaro Cárdenas, a pesar de haber pactado su desarme y su desintegración con el gobierno.

Aunque no serán retirados los cargos contra él, la fiscalía determinó “desistirse del recurso de revisión” que había interpuesto hace unos meses para que Mireles permaneciera en prisión.

Así, el juez que lleva el caso dictará una nueva resolución para decidir si Mireles seguirá su proceso dentro o fuera de prisión.

Con el paso del tiempo, el médico se convirtió en el vocero autodefensa más político con un discurso crítico hacia el gobierno de Enrique Peña Nieto, a quien acusaba de haber permitido que el narcotráfico se infiltrara presuntamente en las filas de las nuevas fuerzas rurales.

Hipólito Mora, el otro fundador del movimiento, pasó también varios meses en prisión acusado por el asesinato de uno de sus compañeros milicianos, pero fue liberado llegando incluso a optar de forma fallida a un puesto en el Congreso Federal.