Conecta con nosotros

Salud

Mira todo lo que la contaminación puede provocarle a tu cuerpo

La obesidad y la depresión son solo algunas de las afecciones que el cambio climático puede estar causando en nosotros.

Periodico Correo

Publicado

En

La obesidad y la depresión son solo algunas de las afecciones que el cambio climático puede estar causando en nosotros.

Redacción

Australia.– En un estudio sobre la salud, la Alianza Australiana de Salud Global confirmó que tanto obesidad, deficiencias psíquicas y depresión, así como otros daños por calor, como asma, problemas cardíacos, anemia, diarrea o lesiones son algunos de los posibles padecimientos derivados del cambio climático.

El estudio se realizó a los habitantes de Asia y el Pacífico; centrándose especialmente en la población de las zonas más propensas a desastres naturales y afectadas por el intenso calor.

Se pudo observar la pérdida de capacidad cognitiva en los hijos de las mujeres que durante su embarazo, entre el primer y segundo trimestre, fueron víctimas de eventos climáticos, como tormentas.

“Con sólo dos años, esos niños examinados ya experimentaban la pérdida de al menos 14 puntos de coeficiente intelectual, vocabulario pobre, deficiencias en el proceso de aprendizaje, problemas de obesidad y afecciones mentales en adolescencia”, informaron.

Los expertos destacaron que el aumento del calor provoca un mayor absentismo laboral por estrés, además de producir o exacerbar pandemias como el zika y otras enfermedades transmitidas por los mosquitos, aparte de dañar la calidad del aire y agua.

Foto: Especial

Una súperbacteria amenaza la salud

Un estudio publicado en la revista mBio informó que el cambio climático es responsable de la superbacteria Candida auris, la cual existe en 30 países y es resistente a los fármacos.

El germen fue sometido a altas temperaturas y los científicos descubrieron que era capaz de adaptarse y crecer más que otras bacterias parecidas.

Esta bacteria, puede causar infecciones severas en la sangre pues representa una “seria amenaza para la salud global”.

Los desastres naturales, así como la escasez solo incrementan los problemas de salud mental como la depresión. El agua potable no segura provocada por inundaciones o, aún peor, la escasez de este líquido, compromete la higiene y aumenta el riesgo de enfermedades fatales como diarrea, cólera, disentería y tifoidea.

Los expertos australianos expusieron que es imposible separar la salud del ser humano de la del planeta.

Con información de 24 horas

LC

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

coronavirus

Los síntomas inesperados en dos mujeres que recibieron su vacuna experimental en el Reino Unido, obligó a la empresa a detener sus pruebas en dos ocasiones

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición
Foto: Especial

Redacción

Reino Unido.- La farmacéutica AstraZeneca ha difundido detalles de la tercera fase de los ensayos clínicos de su vacuna contra el coronavirus, que desarrolla en colaboración con la Universidad de Oxford, un segundo voluntario del proyecto presentó una enfermedad neurológica “inexplicable”.

La aparición de estos síntomas inesperados en dos mujeres que recibieron su vacuna experimental en el Reino Unido, obligó a la empresa a detener sus pruebas en dos ocasiones, la segunda a primeros de este mes.

En el primer caso, la voluntaria recibió una dosis de la vacuna antes de desarrollar inflamación de la médula espinal, conocida como mielitis transversa, que provoca debilidad en brazos, piernas y puede causar problemas en los intestinos y la vejiga.

También te puede interesar: ¿Podría ser una ‘epidemia de dientes rotos’ otra consecuencia del Covid?

Una vocera de la farmacéutica detalló al Times que se encontró que la voluntaria tenía un caso previo, no diagnosticado, de esclerosis múltiple, no ligado a la vacuna, y el ensayo se reanudó poco después.

En el segundo caso, la voluntaria enfermó tras recibir la segunda dosis de la vacuna.

En su informe, la empresa, con sede en Cambridge, señaló que “una revisión independiente” determinó que en ambos casos “se consideró poco probable que estas enfermedades estuvieran asociadas con la vacuna, o bien que no había pruebas suficientes para decir con certeza que las enfermedades estaban relacionadas o no con la vacuna”.

En Reino Unido, Brasil, la India y Sudáfrica los ensayos se han reanudados, mientras en Estados Unidos siguen en pausa, según The New York Times, que es quien ha alertado de lo que estaba pasando. El citado medio asegura que esta vacuna experimental ya ha sido administrada a 18 mil personas en todo el mundo, aproximadamente.

También te puede interesar: Joven muere baleado… su acta de defunción dice Covid

Resultados adversos

En cuanto a las enfermedades sobrevenidas, la compañía no ha aportado muchos detalles por el momento. Se sabe que la primera participante desarrolló una inflamación de la médula espinal conocida como mielitis transversa tras recibir una dosis de la vacuna. La compañía informó del caso en julio.

Más tarde se determinó que la mujer padecía una esclerosis múltiple que no le había sido diagnosticada y que no estaba relacionado con la vacuna, pues a menudo viene acompañado con mielitis transversa. Por lo tanto, los ensayos fueron reanudados.

La segunda participante enfermó después de una segunda dosis de la vacuna, obligando a detener de nuevo los ensayos el pasado 6 de septiembre. AstraZeneca afirmó que su diagnóstico no había sido confirmado, pero una fuente anónima familiarizada con la situación aseguró al periódico neoyorquino que la enfermedad había sido identificada como mielitis transversa.

Los expertos están mostrando preocupación ante una posible falta de comunicación entre los voluntarios que se han prestado para realizar los ensayos clínicos y la empresa, alertándoles de las enfermedades que estaban contrayendo estos casos. Por ello, la empresa ha asegurado su intención de aumentar la transparencia acerca de sus investigaciones.

RC

Continuar Leyendo

Salud

El dispositivo podría curar la ceguera humana a través de la colocación de un implante en la superficie del cerebro

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición
Foto: ilustrativa

Redacción

Australia.- Investigadores de la Universidad de Monash, ubicada en Melbourne, Australia, han desarrollado un dispositivo biónico que podría curar la ceguera humana a través de la colocación de un implante en la superficie del cerebro.

Ingenieros y médicos se están preparando para iniciar los primeros ensayos clínicos en humanos en Melbourne, la cual sería la primera implantación de un ojo biónico, de acuerdo al comunicado de la universidad.

“Las prótesis de visión cortical tienen como objetivo restaurar la percepción visual de quienes han perdido la visión mediante la admxinistración de estimulación eléctrica a la corteza visual”, explica Arthur Lowery, principal investigador del proyecto, indicando que la tecnología podría ayudar también a tratar otras afecciones, como la parálisis de extremidades.

Su funcionamiento

El Sistema de visión biónica Gennaris, que lleva más de diez años en desarrollo, fue diseñado para rodear los nervios ópticos dañados y permitir que las señales se transmitan desde la retina al centro de visión del cerebro.

El dispositivo está compuesto por un casco que incluye una cámara y un transmisor inalámbrico, una unidad procesadora de datos y un conjunto de placas de 9x9mm implantados en el cerebro.

La cámara del dispositivo captura el entorno del usuario y envía las imágenes al procesador de visión, donde se procesan para extraer la información más útil y, finalmente, envía los datos de forma inalámbrica al complejo circuito dentro de cada placa implantada en el cerebro, donde los datos se convierten en un patrón de pulsos eléctricos, que estimulan la corteza cerebral a través de microelectrodos delgados como un cabello.

En caso de tener éxito, el equipo buscará crear “una nueva empresa comercial enfocada en proveer de visión a las personas con cegueras incurables y de movimiento a los paralizados con tetraplejia, transformando su asistencia médica”, indicó el Dr. Philip Lewis, otro de los líderes del proyecto.

LC

Continuar Leyendo

Salud

La especialista afirmó que el incremento de estos casos definitivamente tiene que ver con la pandemia y el confinamiento

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Redacción 

Nueva York.- Una prostodoncista estadounidense, Tammy Chen, escribió en un artículo para The New York Times en el que afirma que desde que hace unas seis semanas abrió su consulta tras el cierre por la pandemia ha visto “más fracturas de dientes que en los últimos seis años”.

La especialista ha comparado la cantidad de casos con una “epidemia de dientes rotos” y afirma que son producto de la pandemia de coronavirus.

Chen atribuyó los incidentes al estrés ocasionado por pasar más tiempo en casa en un entorno informativo de carácter catastrófico, lo que ocasiona ansiedad y pesadillas que ocasiona que la gente apriete los dientes tanto al dormir como al estar despiertos.

Por otra parte, la estancia prolongada en casa agrava los problemas de insomnio en las personas que lo tienden a sufrir y esta falta de sueño les causa aún más ansiedad y el sistema nervioso simpático se vuelve hiperactivo. Este estado impulsa una respuesta de la llamada ‘lucha o huida’ en el cuerpo.

“Piense en un gladiador que se prepara para la batalla: aprieta los puños, aprieta la mandíbula. Debido al estrés del coronavirus, el cuerpo permanece en un estado de excitación listo para la batalla, en lugar de descansar y recargarse. Toda esa tensión va directa a los dientes”, afirma la dentista.

De acuerdo con la doctora, otra posible causa es que la pandemia de coronavirus ha obligado a que un número considerable de personas trabaje a distancia y la mayoría de ellas no tiene un lugar en condiciones: muchas están con la computadora en la mesa de la cocina o en un sofá, encorvados y mal posicionados.

“Si se pregunta por qué un dentista se preocupa por la ergonomía, la simple verdad es que los nervios de los músculos del cuello y los hombros conducen a la articulación temporomandibular, o ATM, que conecta la mandíbula con el cráneo. Una mala postura durante el día puede traducirse en un problema de rechinamiento durante la noche”, explica Chen. Conducta que daña los dientes causando su rotura en algunos casos.

LC

Continuar Leyendo

Publicidad

Portada Impresa

Cartón

Publicidad

Publicidad

Marcador

Salud

Ciencia y Tecnología

Extravagario