Jazmín Castro

León.- En la ciudad de León existen 108 zonas que están clasificadas como irregulares, esto condena a unas 5 mil 200 familias a vivir sin algunos servicios básicos, entre ellos el agua.

Cada año en temporada de estiaje los vecinos de lugares como: Ampliación Adquirientes de Ibarrilla, Cerrito Amarillo, La Tinaja, Bosques de la Selva, así como La Lomita y Valle Imperial, entre otras, carecen del servicio de agua, en estas fechas el problema se agrava por las altas temperaturas.

Aunque el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (SAPAL), informó que desde abril del año pasado -por la pandemia- dota de agua de manera gratuita a las 108 zonas, no todos alcanzan.

Al sur de la ciudad se encuentra un lugar llamado Desarrollo el Potrero, que hace pocos años detonó su crecimiento con la llegada del Hospital Pediátrico, el Banco de Sangre, el Centro de Estudios Tecnológicos en Aguas Continentales (CETAC).

Pero las obras no alcanzaron a las familias que ahí habitan, pues siguen con calles sin pavimentar y al recorrer la colonia se observan los tambos donde almacenan el agua de las pipas, que llegan a cobrar a 80 pesos cada bote mediano, algo así como 400 pesos al mes si rellenas un contenedor de mil litros.

Lucran con el agua

No obstante, vecinos como María N. explicó a correo que en Desarrollo el Potrero, solo algunos cuantos pueden contar con el servicio del agua, pues viviendas que si cuentan con escrituras realizan el proceso.

“Hay una señora que era la presidenta de colonos que nos entregaría una carta para ir con el Imuvi (Instituto Municipal de Vivienda), y comenzar con la escrituración y los servicios, pero cobra hasta 8 mil pesos por darla y no tenemos para pagarlo, por eso muchos no alcanzamos ese proceso y no tenemos agua”, comentó la mujer.

Así, en zonas irregulares las pipas no son suficientes para dotar a tantas familias, y lo único que hacen es conseguir el agua y racionarla porque hay días que no tienen ni una gota.

EZM