Redacción

Apaseo el Grande.- La disputa familiar por una herencia afecta el suministro  de energía eléctrica de toda una comunidad.

Hace unos diez años, en Dulces Nombres, localidad de Apaseo el Grande, la línea de energía eléctrica se había colocado sobre la calle Juárez, que es la principal de esta población, pero posterior a un reordenamiento la vialidad se redujo debido a que los propietarios de varios inmuebles extendieron sus frentes.

Tras este reacomodo, uno de los postes principales, que además tiene instalado un transformador, quedó dentro de un predio sin mayores consecuencias, ya que  el dueño permitía el paso de los técnicos de la Comisión Federal de Electricidad  para hacer reparaciones.

Lamentablemente, poco tiempo después murió el propietario y los herederos, que desde entonces se disputan la herencia de este y otros bienes, ya no permitieron el acceso a la gente de CFE.

Así que cuando hay fallas, sobre todo en tiempos de lluvia, los vecinos de toda la comunidad —poco más de 200 habitantes— se quedan sin luz. A veces, el tiempo de espera ha sido de hasta una semana, pues aunque la gente de la CFE atiende la falla, no se le da permiso para ingresar.

Buscan solución

Los vecinos acusaron que en este predio, por si fuera poco, los posibles dueños siempre tienen energía eléctrica, pero sin la autorización de la empresa proveedora. Y aunque este tipo de irregularidades ya se las han reportado al Municipio y a la CFE, nada les resuelven.

En búsqueda de una pronta solución, los vecinos decidieron gestionar con el Gobierno local la colocación de una línea de energía, tras lo cual hace más o menos un año un contratista les colocó postes nuevos en la calle Juárez, pero hasta ahora no se ha podido hacer el cambio del trasformador porque el personal de CFE debe hacerlo y no se les ha permitido el acceso.

Otro problema es que los supuestos  dueños —herederos de Juárez #11— aseguran también ser dueños de otros espacios en torno a la comunidad, esto con base al reparto agrario por el que nadie en Dulces Nombres tiene escrituras.

Por esta razón han afirmado ser dueños de un terreno frente al preescolar de la comunidad, al que le abrieron una zanjas hace pocos días para evitar que por allí pasen carros, y del que señalan que podrían cercar el perímetro del terreno, dejando sin acceso a la escuela.

Vecinos indicaron que ya hay denuncias ante el Ministerio Público por estos problemas, pero nada se ha resuelto.

ndr