Internacional

Miedo y restricciones aumentan en Europa ante nuevas variantes de Covid-19

Redacción

Ginebra.- Francia y Alemania aumentaron sus restricciones este fin de semana para protegerse de las nuevas variantes del coronavirus a la espera de que la vacunación, lenta y cargada de obstáculos, gane velocidad. En tanto, en Estados Unidos, especialmente castigado por la pandemia, están bajando los contagios y las hospitalizaciones.

Alemania prohíbe desde ayer los ingresos a su territorio de personas de cinco países (Reino Unido, Irlanda, Portugal, Brasil y Sudáfrica) afectados por las variantes.

Y Francia cerrará a partir de hoy sus fronteras con los países exteriores de la Unión Europea (UE) y aplicará otras restricciones, en lo que parece ser la última oportunidad antes de imponer un confinamiento. Canadá también anunció un endurecimiento de las exigencias para poder entrar en el país.

Europa, con más de 731 mil decesos, es la región del mundo que suma más muertes por el virus, y la mayoría de sus países están reforzando sus medidas para frenar la propagación de las variantes del virus detectadas en el Reino Unido, Sudáfrica y la Amazonía brasileña.

Y en medio de las restricciones queda lugar para alguna buena noticia. Los Museos Vaticanos, que albergan entre otros la Capilla Sixtina, volverán a abrir sus puertas mañana, tras 88 días de cierre.

Controversia 

Al otro lado del Atlántico, en Estados Unidos, parece que la expansión de la enfermedad se va controlando y el número de nuevos contagios y de ingresos en el hospital está disminuyendo desde hace dos semanas. Según los expertos, esto se debe al respeto de las normas de distanciamiento, higiene y protección, y también a que el efecto negativo de las fiestas navideñas y sus encuentros familiares, ya empieza a alejarse.

Estados Unidos, el país más enlutado por la pandemia con más de 436 mil 800 muertos, sigue registrando más de 3 mil decesos diarios, pero la situación está mejorando. Además, es el que más gente está vacunando, en torno a un millón de personas cada día.

Por su parte, la UE autorizó el viernes la vacuna de AstraZeneca, convirtiéndose en la tercera que puede ser distribuida tras las de Pfizer/BioNTech y de Moderna.

Ese visto bueno se produjo en medio de una controversia con el laboratorio británico que había anunciado su imposibilidad de entregar más de “una cuarta parte” de las dosis inicialmente previstas para los países del bloque.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, fue tajante con AstraZeneca: “espero de la empresa que entregue las 400 millones de dosis como se ha acordado”.

El director ejecutivo de la empresa británica dijo que “una primera entrega de alrededor de tres millones de dosis debería ser enviada en los próximos días”.

Esta vacuna, desarrollada con la Universidad de Oxford, es más barata y fácil de transportar que las de Pfizer/BioNTech y Moderna..

ndr

Otras noticias