Redacción

California.- Un niño de 6 años murió luego de ser alcanzado por una bala mientras su madre lo llevaba a la escuela.

El horrible hecho ocurrió alrededor de las 8:10 am cuando el menor era llevado al jardín de niños.

Se presume que el proyectil fue producto de un ataque de ira de otro conductor al que la madre le ‘sacó el dedo medio’ luego de que este le cerrara el paso en la autopista.

Este simple gesto desencadenaría la tragedia. Mientras la mujer se intentaba alejar pasando al carril derecho, uno de los tripulantes del otro vehículo disparó al carro de ella, impactando al pequeño Aiden Leos en la espalda cuando este se encontraba en su asiento de seguridad.

Se supo que en ese momento el niño lloró diciendo “Mamí, mi pancita duele”.

Luego de orillarse, la madre de Aiden lo sacó y lo cargó en sus bazos hasta que un policía en descanso paró para practicarle RCP y paramédicos llegaron a la escena.

“Ella tenía sangre en su ropa y él comenzó a volverse azul, entonces la ambulancia se lo llevó y esa fue la última vez que mi madre lo vio con vida” dijo Alexis Cloonan, hermana de Aiden, en un doloroso momento durante la rueda de prensa este viernes.

La joven pidió entre lágrimas ayudarlos a encontrar al que le hizo esto a su pequeño hermano.

Explicó que su madre tuvo que sostener a su hijo mientras moría por lo que se encuentra sumamente angustiada.

Para ayudar a la familia con los gastos funerarios se inició una campaña en GoFundMe que hasta la fecha ha recaudado 18 mil dólares.

Las autoridades buscan a un hombre y a una mujer. Se cree que fue el hombre quien realizó el disparo mortal mientras su compañera conducía el vehículo, presuntamente un modelo reciente de Volkswagen wagon sedan color blanco.