Luz Zárate

Celaya.- Después de muchos años, se realizaron obras de infraestructura vial en la Ampliación del Mercado de Abastos para tratar de poner orden a los comerciantes y a los clientes que asisten a realizar sus compras.

Dentro de las acciones, demolieron una caseta de policía que servía para tirar basura y como guarida de jóvenes, acondicionaron dos carriles (uno de norte a sur y viceversa) y delimitaron la sección del estacionamiento, lo que ayudará a que los conductores respeten el lugar de aparcamiento, pero también que no lleguen comerciantes ambulantes a invadir la zona.

Los comerciantes establecidos de la ampliación de este centro de abastos dijeron que fue una buena alternativa para evitar que lleguen comerciantes ambulantes y se coloquen sin permiso y además habrá más fluidez vehicular, ya que se comenzaron a quitar y así seguirán las acciones para retirar los objetos que invadan la vía pública en el arroyo vehicular y banquetas.

Se delimitaron 600 metros para seguridad de las personas que traen con ‘diablitos’, se les asignó un carril. Se colocaron 18 letreros, dos pasos peatonales y se pintó la guarnición para indicar que es zona prohibida.

Evitan venta ambulante

Además, elementos de la Dirección de Fiscalización y Tránsito estarán realizando operativos para que se respete la señalética y no permitir la venta a bordo de vehículos, así como que la circulación sea fluida.

Los comerciantes dijeron que esperan que con estas acciones que prometen mayor fluidez, acudan más clientes, luego de las bajas ventas que tuvieron en meses atrás y que bajaron hasta un 70%.

Martín Butanda, vendedor de frutas y verduras, dijo que las ventas disminuyeron como nunca, pues en los 20 años que tiene su negocio no se había vivido algo similar a la crisis causada por el coronavirus covid-19.

EZM