Agencias

Ciudad de México.- A unos días de conquistar su tercer título ATP Masters 1000 en el Rolex Paris Masters, Daniil Medvedev añadió otro gran título a su vitrina, doblegó a Dominic Thiem en la final de las Nitto ATP Finals por 46, 76(2), 64 en dos horas y 42 minutos.

Medvedev se convirtió en el segundo ruso que consigue levantar el trofeo en los 50 años de las Nitto ATP Finals, torneo que reúne a los ocho mejores jugadores de cada temporada en Londres.

Además, se convirtió en el cuarto jugador en la historia que consigue derrotar en un mismo torneo a los tres mejores clasificados en el FedEx Ranking ATP. Y es que Medvedev logró vencer a Novak Djokovic (número 1Round Robin), a Rafael Nadal (número dosSemifinales) y a Thiem (número 3Final).

Thiem fue el primero en pasar apuros en el partido. Al igual que el pasado sábado en semifinales ante Nadal, el ruso saltó con el uchillo entre los dientes al resto para tratar de sacar ventaja desde muy pronto. Medvedev tuvo dos opciones de break en un tercer juego en el que se llegó hasta en cinco ocasiones al ‘deuce’.

Pero el tenista austriaco salvó la situación. Salió más fuerte del peligro y en el quinto juego fue el propio Thiem quien convirtió su primer punto de quiebre, que confirmó a continuación con su servicio (42). A pesar de los esfuerzos de Medvedev, el tercer favorito en Londres dejó a su rival sin opciones de devolverle el zarpazo para acabar cerrando el primer set por 64.

Como era de prever, mirando los últimos duelos en el ATP Head2Head entre Thiem y MedHoras después, el egresado de LSU publicó en Twitter: “Gracias a todos por el cariño. No se podrán librar de mi tan fácil. Nos vemos el próximo año”.

“Joe estaba en mucho dolor, pero esperaremos conocer los resultados para comunicarlos”, comentó Zac Taylor, entrenador de los Bengals. “Estaba mejorando cada semana y la ofensiva trabajaba a la par con él. Perder a tu quarterback es duro, pero esto pasa”, añadió.

Segundo periodo

El también novato James Robinson fue el único en brillar por Jacksonville, al llevar el balón 17 veces para 73 yardas y sumar dos recepciones para 21 yardas.

Vedev, la igualdad siguió siendo la seña de identidad de la final. En esta ocasión fue el austriaco quien amenazó primero el servicio de su rival. Lo hizo en el quinto juego cuando se colocó 22, 30/40, pero el ruso salvó la situación adversa.

Thiem volvió a mostrarse incisivo al resto en el séptimo juego. Disfrutó de dos opciones de quiebre más antes de que Medvedev le devolviese la moneda. Los servicios se defendieron de las amenazas para llegar hasta el 44. Así se firmó un tiebreak donde el ruso no dio ninguna opción (72) logrando su objetivo de alargar el encuentro.

En el cuerpo a cuerpo, cuando el desgaste empezó a pasar factura a los protagonistas, Medvedev se fue sintiendo más fuerte. Cada vez más cómodo. Como si estuviera aguardando su momento para atacar la yugular del austriaco, en el quinto juego del tercer set lo sorprendió con tres nuevas oportunidades de quiebre. Acabó transformando el tercero para situarse 32, que al juego siguiente con su saque confirmó 42.

El austriaco no pudo sacarse la espina del pasado curso, donde también se quedó a las puertas del título en la final frente a Stefanos Tsitsipas en el tercer set. Medvedev conservó su servicio y se coronó maestro en Londres.

LC