1.- Mediocridad tricolor

Pedro Chávez

En el PRI estatal se hace el balance de la elección del domingo, calculan tres legisladores de representación proporcional para el Congreso del Estado, pero sueñan por uno más, el alcalde de Manuel Doblado, Adolfo Alfaro, candidato de mayoría relativa en el distrito X que habría logrado el mayor porcentaje entre todos los candidatos que postularon. Los tres primeros pluris son los palomeados por su presidente nacional, Alejandro Moreno “Alito”: Ruth Tiscareño, Alejandro Arias y… Yulma Rocha, la cual además buscó la posición en el distrito 11 en Irapuato, aportando apenas 10 mil 715 votos a la causa de su partido.

Por igual se revisa lo hecho en los municipios, donde sobresale Mauricio Trejo Pureco, quien espera el conteo en San Miguel de Allende que ratifique el triunfo que prefigura el PREP, una victoria vista en el orden nacional por la significancia de la ciudad patrimonio. Otro triunfo sobresaliente fue en Abasolo, donde Rocío Cervantes Barba, haciendo válida la alianza fáctica con Acción Nacional, hizo pagar a la candidata de Morena, Jessica Cabal, su salida del panismo estando en el Congreso del Estado hace unos meses. En el PAN ya echaron ojo a las posiciones que la familia de la morenista tiene en el gobierno estatal.

Quien también defraudó al PRI como candidato fue Pedro Chávez en Pénjamo, que sólo obtuvo 10 por ciento de los votos para el Ayuntamiento, enviando a su partido al cuarto lugar, el peor desempeño en la historia; lo superó hasta el alicaído tucán verde. El tricolor se quedará sólo con un regidor en el Cabildo. Pedro Chávez tuvo tino apache cuando hizo todo para evitar la unidad priista en el municipio, porque acabó peleando hasta con sus  amigos del CDE. Todo por casi 4 mil 500 votos. Al ingeniero no se le da el cálculo político. Piden su retiro.

2.- Ruinas no percibidas

Ernesto Prieto

Cuando todavía está en tránsito el recuento de los daños en el partido Morena en Guanajuato, no se olvida que siendo primera minoría, además de ser bombardeada, sus Jefes entregaron “las posiciones” y con ello las elecciones. El dirigente estatal, Ernesto Prieto y el delegado nacional, Oscar Novella Macías, se tomaron la libertad de designar candidatos a su manera y terminaron desgraciando a su partido.

La renovación de la dirigencia estatal que se hizo eterna, ahora se dice que será para agosto, está sirviendo de “acicate” de varios candidatos a cargos de elección para que revise en dónde quedaron los apoyos ($) ofrecidos porque no les llegó nada. En cambio, de César Prieto, candidato virtual ganador a la alcaldía de Salamanca, carnal de Ernesto, se habla que recibió su campaña 60 millones de pesos, que la autoridad electoral “debe de investigar”; los otros candidatos recibieron meros utilitarios, como banderolas.

Clave de las derrotas. Ernesto y Oscar quitaron los precandidatos con mejores posiciones y sin mediar ninguna evaluación o al menos tómbola pues no hubo encuesta, impusieron candidatos en Celaya, Guanajuato Capital, San Miguel de Allende, Valle de Santiago, Irapuato, Dolores Hidalgo y Salamanca. De esta lista de 7 candidatos a chaleco, seis perdieron, solamente César Prieto Gallardo ganó.

La guerra intestina no termina. En Cuévano, la planilla de Morena, donde enviaron mujeres a la alcaldía y primeras tres regidurías, no consideró la alternancia en la paridad de género. Oscar Aguayo, impugnó la planilla y exigió para sí la primera; un dictamen pendiente. Quiere ver volar a Paloma Robles, que goza de la fronda del rector.

3.- Conteos difíciles

Mauricio Guzmán Yáñez

Este miércoles a las 8 de la mañana, 15 consejos distritales federales, 22 locales y 46 municipales, iniciarán en Guanajuato el conteo de votos de forma oficial de la elección del domingo, verificando que la aritmética de las actas sea la correcta y donde haya duda se cuente voto por voto. En el orden federal ya se detectaron varios paquetes donde las cuentas no cuadran. La primera tesis despeja la mala fe, sucede que al menos mil 200 funcionarios de casilla fueron improvisados con ciudadanos que llegaron a votar y que no pensaban estar en la mesa directiva, sino irse a almorzar barbacoa u otra delicia con sus familias.

La improvisación, ciudadanos de buena voluntad, pero sin capacitación para el desarrollo de la jornada, conteo de votos y llenado de actas, ha dejado las fallas aritméticas vistas en una primera etapa. Siendo mismas mesas las llevadas para la elección federal y local, es lógico que los errores se den por igual. La instrucción es dar certeza legal a la elección federal y en Guanajuato el Consejo General del IEEG que preside Mauricio Guzmán Yáñez debe transitar por la misma ruta.

Además, están los casos complejos donde hay cierres complicados entre candidatos como Silao, donde Morena se anuncia triunfador con una ventaja que no supera los 300 sufragios, pero donde hay 27 paquetes sin acta y hay previsión de más irregularidades. Deberá contarse a cabalidad. Y luego de eso, vendrán las impugnaciones.

De la Valija. Fiesta de Caché

No cabe duda que a Juan Carlos Muñoz “El Castor”, presidente del Patronato de la Feria, gusta más del oro que el moro, logró el permiso para que haya Feria de Verano por tres semanas en julio y desarrolló todo un programa de conciertos, que se preparó con meses de anticipación y con algunas estrellas del momento.

Pero, de popular, nanais. Vea si no. En aras de la sana distancia se venden espacios en pequeños “corralitos” donde habrá que gastarse una buena suma, porque no serán lugares individuales, así, en la zona Diamante para el concierto de Christian Nodal, sin Belinda, el costo es de 3,050 pesos por persona, pero deben comprarse 8 lugares. Lo extraño es que en esta crisis ya se vendieron los lugares. Ah, y buenas fuentes citan que quiere que en 2022 haya feria en enero y en verano, otra vez. Negocio redondo.

Juan José Álvarez Brunel

Más que sorprender a los guanajuatenses, el encargado de atender la sorprendente industria sin chimenea, potenciando su crecimiento, posiblemente preocupó al respetable pues recreó una  nueva manera de “asociar o aparear” al turismo con la inseguridad, al hallar -sin descartarlo con estudios- que las secuelas por la carencia de  seguridad pública, no afecta “la atracción de visitantes”.

Juan José Álvarez Brunel, secretario de Turismo en el estado de Guanajuato, seguramente motivado por las cifras sobre el crecimiento aunque lento de visitantes, aumento de 50 por ciento, lanzó la interpretación silvestre con buena carga de irreflexión, pues exterioriza lo contrario a lo señalado por el sector privado.

Los empresarios turísticos en el país advierten que daña más al sector la inseguridad que, inclusive, la carencia del Consejo de Promoción Turística de México, a menos que Álvarez Brunel piense valuar a Guanajuato como destino de turismo de aventuras extremas.