Lourdes Vásquez

Guanajuato.- Los medicamentos que se utilizan para anestesiar a los pacientes que requieren ser intubados a consecuencia del Covid-19 comienzan a escasear en el estado y solo se cuenta con la cantidad necesaria para este mes; informó el secretario de Salud de Guanajuato, Daniel Díaz Martínez.

El funcionario señaló que a esta situación, aunado a que se está dando prioridad a los pacientes de Covid-19, ha provocado el rezago de cirugías de pacientes ya programadas.

“Estamos entrando a una etapa del año en la que no encontramos ni siquiera proveeduría para medicamentos que se necesitan en la atención de pacientes graves y para sedar a un paciente en operación que ocupa un respirador o que va a ser sometido a una cirugía”, sentenció.

Daniel Díaz manifestó que es una problemática que se está presentando en todo el país en virtud de que se están consumiendo una gran cantidad de recursos que ponen en riesgo la operación de servicios, por lo que dijo que no es una guerra que se va a ganar dentro de los hospitales.

Ante esto, manifestó que se requiere de la colaboración de la población para detener la cadena de contagios del Covid-19 y que la Cofepris abra las puertas para poder importar estos medicamentos porque la producción nacional no está siendo suficiente.

Precisó que el estado de Guanajuato cuenta con los recursos para la adquisición de estos fármacos, no obstante, lo que no hay es proveeduría.

“Tendríamos que abrir las puertas para ver de dónde traemos más medicamento; cuando tienes pacientes que consumen este tipo de fármacos para mantenerlos sedados o poderlos operar necesitamos un mayor abasto (…) Necesitamos que las personas prevengan y eviten llegar a una etapa avanzada de la enfermedad”, acotó.

Por otra parte, Daniel Díaz Martínez señaló que, aunque Guanajuato no será de los primeros estados en los que se aplicará la vacuna contra el coronavirus, el estado está listo para la aplicación de estas una vez que se tengan y se requerirán al menos 18 meses para poder alcanzar una cobertura del 65% en la población guanajuatense.

Dijo que en cuanto se tengan las vacunas, se dará prioridad al personal médico, después a las personas de 80 años hasta llegar a las personas de 50 años, pues es el grupo poblacional que sufre más complicaciones; después se estaría vacunando a menores de edad con factores de riesgo y de dejará un poco de lado a menores de 16 años y mujeres embarazadas, esto hasta conocer el comportamiento que tienen la vacuna.

Guanajuato no es de los primeros estados, aunque levantamos la mano, muchos estados lo hicieron, tenemos que ser solidarios y hacer un trabajo en equipo, es una decisión que se toma a nivel nacional”, y es que se aplicará a penas 270 mil dosis para la población de Coahuila y el Estado de México.

No obstante, manifestó que, si se han tenido acercamientos con laboratorios como Astra Zeneca y Pfizer y se cuenta con un fondo para la adquisición de vacunas en caso de ser necesario, aunque no refirió de cuánto se trata.

El secretario de Salud informó que el miércoles se tuvo una reunión con el Consejo Nacional de Salud en donde todos los estados manifestaron la problemática que se tiene para contar con ultra congeladores, pues las vacunas Pfizer deben estar a menos de 70 grados centígrados.

“En la Universidad de Guanajuato, el Langebio tienen ultra congelador, pero como no vamos a ser de los primeros estados en recibir esta vacuna, estamos a la espera de ver cómo funciona este protocolo en la Ciudad de México y en el Estado de Coahuila”.
Por último, dijo que hasta entonces no se tenga la vacuna, la única arma que se tiene para reducir los contagios es el uso del cubrebocas, la sana distancia y el evitar exponerse.

NDR