Redacción

Irapuato.- Katia Espinoza Arellano, subdelegada de la Secretaría de Bienestar, admitió que sí recomendó a sus compañeros de trabajo, los servidores de la nación de Irapuato, Romita y Silao, que “le chingaran como le chinga el presidente”, pero que la frase se sacó de contexto, luego de que se filtrara un audio en el que llamaba atención a sus compañeros y los invitaba a seguir el ejemplo del presidente de México Andrés Manuel López Obrador.

Este viernes, correo buscó a la funcionaria quien ingresó minutos después de las 11:00 horas en una camioneta RAM blanca al estacionamiento en las oficinas que se ubican en Bulevar Solidaridad. Al ser cuestionada respecto a la queja de abuso laboral que reportaron varios de los servidores de la nación de Romita, Irapuato y Silao, primeramente declaró que desconocía el asunto y luego reconoció que si dio el mensaje a sus compañeros.

-No sé, no tengo información (…). No te puedo dar información, vengo llegando tengo una reunión, no tengo información. De qué queja están hablando, pienso que deberían entrevistarlos a ellos…

-Pero es un video.

-Sí, pero ahí no dicen que son jornadas de 18 horas.

-Mandaron un audio

-¿Quién los envío disculpe? Voy a acabar mi reunión, lo sacaron de contexto, tengo una reunión, sin comentarios, aparte es una oficina.

Así lo dijo Katya Espinoza mientras apresuraba el paso e instruía a una de sus compañeras a que impidiera el paso a las instalaciones.

La funcionaria federal se comprometió a que al término de su reunión virtual, otorgaría una entrevista, pero pasaron casi 2 horas y continuaban en su oficina, aunque vía whatsapp instruía a Ángeles García Escamilla, servidora de la nación, a que atendiera a los representantes de periódico correo, pero fuera de las oficinas.

García Escamilla, quien dijo tiene 2 años trabajando para la Secretaría de Bienestar, trató de convencer que los reportes de presunto abuso laboral eran falsos.

“Aquí trabajamos muy bien, muy tranquilos. Si hemos visto esas notas, pero es mentira, la persona que hizo esos comentarios hubiera dado la cara, hay una molestia, no encontré sentido a que hicieran esto, se supone que tenemos un área de trabajo, tenemos una hora o más para comer, si a lo mejor salimos más tarde en vacunas, pero no podemos dejar el trabajo tirado”.

Al interior de las oficinas en 3 escritorios que según Ángeles García son propiedad de la Secretaría de Bienestar un grupo de servidores trabajaban con sus celulares en la captura de datos de las papeletas de registro de las campañas de vacunación anticoronavirus.

“Es una total mentira eso que dicen que pagamos el internet, a veces está lento porque somos muchos, pero si hay, aquí hay todo estamos muy bien”, aseguró García Escamilla.

Te pude interesar: Servidores de la Nación denuncian explotación laboral de la Subdelegada del Bienestar