Mata a sus cuatro hijos luego de que su esposa le pidiera el divorcio

Mientras la madre se encontraba trabajando el hombre fue por los pequeños a la escuela y luego los colgó en la habitación principal de la casa y en un árbol

Redacción

Sudáfrica.- Sibusiso Mpungose, un hombre de 41 años al que su mujer, Xoli Mpungose, había echado fuera de casa tras haberle pedido el divorcio, ahorcó a cada uno de sus cuatro hijos la semana en las afueras de la localidad costera de Durban, en el este de Sudáfrica.

Según los informes de la Policía sudafricana, el padre había recogido primero de la escuela a sus tres hijos, cuyos cadáveres fueron posteriormente hallados colgando dentro de una habitación dentro del domicilio de su mujer, ubicado en la zona conocida como Wybank (al oeste de Durban).

El centro educativo había notificado a la madre que su marido había ido a por sus hijos sin su permiso. Ella se encontraba trabajando y tras sospechar lo peor, salió rápidamente hacia su casa para luego descubrir que alguien había cambiado la cerradura de su puerta. Llamó inmediatamente la policía y minutos más tarde se confirmaron sus sospechas: encontró a sus cuatro hijos muertos en el patio de su casa.

Los tres niños más pequeños, de cuatro, seis y diez años, eran hijos de ambos, y la última, de 16 años, era hija de la mujer de una relación anterior. Cuando llegaron a casa, el padre envió a los dos niños mayores a comprar chucherías y aprovechó para estrangular a la menor con el cinturón del uniforme escolar. Cuando regresaron los otros dos, ocurrió lo mismo, dejándolos colgados en la habitación principal, donde hasta hacía pocos días había dormido con su mujer.

De acuerdo con EFE el sospechoso fue después a recoger a su hijastra, de 16 años, de un centro educativo distinto. El cadáver de esta fue más tarde encontrado también, pero colgado de un árbol. Al acusado se le imputan cuatro cargos de asesinato, y de acuerdo a la investigación, el presunto asesino, que se encontraba fugado, fue finalmente arrestado en la zona de KwaDabeka, una zona cercana a los hechos.

Las autoridades aseguraron a los medios locales que el padre había separado el asesinato de la joven de 16 años del de sus hermanastros “para asegurarse de que no los rescatara”. Los hechos han revelado en las últimas 24 horas, que el asesinato de estos niños inocentes fue premeditado, “No hay una justificación para matar a estos niños de esta forma, independientemente de las diferencias que puedan haber existido entre sus padres”, declaró uno de los agentes oficiales de la investigación a EFE.

Con información de ABC

RC

Comentarios

Comentarios