Jazmín Castro

León.- El presidente de la Asociación de Centros de Verificación en Guanajuato, Mario Carlos Pérez Pallares, señaló que 90 de los 140 centros de verificación que existen, operan sin estar certificados por la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA).

Por lo anterior, estos establecimientos se encuentran laborando bajo la irregularidad, ya que todos deben estar dentro de la norma 047, pues la EMA hace revisiones periódicas donde se verifican los requerimientos y calibraciones.

Mencionó que desde el 2019, la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial, les otorgó un periodo de dos años para certificarse ante la Entidad Mexicana de Acreditación y ante la falta de revisiones lo han pasado por alto, comentó Pérez Pallares.

“La Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial, ha sido muy sueva con la situación, hemos estado platicando con ellos, del por qué están trabajando estos centros, pero es sano que todos estemos en regla”, expresó.

Ventajas  y desventajas

Explicó que las ventajas de estar acreditados es que el usuario tendrá la certeza de que está acudiendo a un establecimiento que maneja estándares de calidad.

“Con la seguridad de que los equipos están funcionando adecuadamente porque todos los están acreditados y certificados, así como auditados periódicamente”, informó. Por otro lado, las desventajas están en que no existe un ente que les indique si el equipo tiene errores p el personal no está capacitado.

Finalmente resaltó que de un millón 800 mil vehículos que hay en el estado, solo el 25% ha verificado en los primeros cinco meses del año, lo que ha reflejado una disminución porque no existe un compromiso real de los ciudadanos ante la falta de sanciones por la autoridad.

LC