Agencias

Dallas.- Probablemente no es algo que tenga en la cabeza como uno de los objetivos que se planteó cuando tomó las riendas de las Selección Nacional, pero en el destino de Gerardo Martino se le presenta la oportunidad de lograr algo que ningún otro entrenador del conjunto tricolor ha conseguido: ser bicampeón en la Copa Oro.

El logro en sí, pareciera no tener mucho de complicado, pero después de lo ocurrido en la Nations League —que México perdió ante Estados Unidos en Denver—, la obligación de obtener este trofeo de la Concacaf crece y de ahí se desprende la opción para dejar ese renglón en su palmarés.

Para conseguirlo, se espera que ‘El Tata’ Martino haga que esta selección recupere el nivel que llegó a tener justo antes de la lesión de Raúl Jiménez. Ya tiene a otro “9” que cubre con las necesidades de su planteamiento en la figura de Rogelio Funes Mori, ahora tendrá que hacer que este equipo muestre autoridad sobre el terreno de juego.

Los entrenadores nacionales que no lograron conseguir el bicampeonato fueron: Manuel Lapuente, quien ganó en 1998, pero no pudo repetir en 2000; Ricardo La Volpe, quien la obtuvo en 2003, pero en 2005 se quedó en cuartos de final; y José Manuel de la Torre, quien salió campeon en 2011, pero en 2013 cayó en semifinales y ahí comenzó su debacle y posterior salida del Tricolor.

EZM