Onofre Lujano

Acámbaro.- Paulina Martínez, una boxeadora acambarense que no ha escatimado nada para poder sobresalir en este difícil deporte, se mantiene después de un receso entre las mejores exponentes guanajuatenses en peso Welter, ha representado al estado en contiendas en Michoacán y el Estado de México. Después de su reaparición comenta que viene con más ahínco para ser la mejor de su división de la mano de su manager Adrián Luna, quien dice está trabajando en lo que se refiere a la guardia tanto defensiva como ofensiva.

Después de una dura pelea con Ma. Guadalupe de Michoacán, con quien dividió puntos en el gimnasio Nuevas Promesas, la espigada boxeadora Paulina Martínez, a quien acompaña siempre su familia para echarle porras, dijo sentirse muy orgullosa de que su gente la apoye en cada una de sus peleas.

Después de cinco meses de inactividad, Paulina Martínez, reapareció y comenta que se sintió bien “un poco ‘descanchada’ pero poco a poco me fui asentando en la pelea con Ma. Guadalupe quien es una experimentada peleadora, pero controlamos los nervios y sacamos un empate en lo que fue una pelea donde me preparé”.

“Mi manager y yo nos hemos enfocado a la defensa, sobre todo medir las distancias, porque es muy importante que cuando nos quitamos un golpe con movimiento de cintura buscar el contraataque y colocar nuestras mejores combinaciones”, señaló.

Martínez narra que actualmente está trabajando de lunes a sábado dos horas y media en aparatos y ring, “los domingos vamos a correr, creo que traemos otra mentalidad para cumplir con todo lo que exige el boxeo, pero lo más importante la disciplina, (…) vamos por cosas más grandes”.

Su manager Adrián Luna, explica que está trabajando mucho la defensa, que su guardia pasiva se convierta en activa, se trata de que si recibe dos golpes ella vaya por cuatro o cinco, que no reciba más golpes y acumule más enviados para acumular puntos en cada una de sus peleas.

AC