Agencias

Los Ángeles.- El goteo de testimonios sobre las costumbres sexuales de Marilyn Manson siguen tras la denuncia de la actriz Evan Rachel Wood contra su exnovio de haberla torturado y humillado a lo largo de su relación. Y cada revelación parece más escabrosas que las anteriores.

La nueva voz que se ha alzado en contra del rockero gótico y actor es la cantante Phoebe Bridgers, que asegura que Manson tenía en su casa una habitación que él mismo presentaba como “el cuarto de las violaciones”. “El sello lo sabía, los directivos de la discográfica lo sabían, la banda lo sabía”, afirma la cantante

La cantante de Motion Sickness, de 26 años, tuiteó que visitó su casa en Los Ángeles hace varios años y él alardeó sobre el rincón más inquietante de su mansión: “se refirió a una de las habitaciones como ‘el cuarto de las violaciones”.

Esta no ha sido la mejor semana para en cantante, pues la Policía intervino en su casa. El motivo principal fue que el cantante no daba señales de vida, denuncia que fue hecha por un amigo de él. Finalmente la Policía se puso en contacto con un representante del artista que confirmó que se encuentra bien, pero que no iba a abrir la puerta ni a ellos ni a los medios.