DE PLANO. Si usted cruza una apuesta de aquí en adelante a que la bancada de Morena en Guanajuato se fractura y no termina completa, tiene altas posibilidades de ganar. La capacidad de autodestrucción de este partido es infinita.

PERFILADA. La última nota de una renuncia tampoco tan sorpresiva es María Guadalupe Salas Bustamante quien ya había dado 2 muestras claras de que en temas que requerían ponerse la camiseta y manifestar cohesión, se hizo a un lado.

INNECESARIA ROJA. Y decimos renuncia porque si bien, el resto de los integrantes de su ahora exbancada decidieron expulsarla el martes pasado, fue ella misma la que avisó que se iba desde el pasado jueves antes de la sesión del pleno en el que se declaró legisladora independiente.

IGNORADOS. El acuerdo lo tomaron por unanimidad los otros 4 integrantes de la bancada, Raúl Márquez, Magdalena Rosales, Ernesto Prieto y María del Carmen Vaca quienes, con ese lance solo confirmaron que fueron sorprendidos porque a ellos nunca les dijo nada.

POR LA LIBRE. El pasado fin de semana, Salas Bustamante apareció en una lista como cabeza de la agrupación civil “El Otro Acámbaro” que busca postularla como candidata independiente a la alcaldía de Acámbaro.

ANTECEDENTES. Salas Bustamante es la misma diputada que hace unos meses fue la única en Morena que votó a favor del crédito de 5 mil 300 millones que aprobó el Congreso local al Ejecutivo y que dio su voto para ratificar en el cargo al Fiscal Carlos Zamarripa.

INCORREGIBLES. Más que la 3 de 3 o cualquier otra prueba, en Morena tendrían que hacerles a todos sus diputados, la prueba de la lealtad. En la anterior legislatura fue David Landeros por otras razones y ahora, Salas Bustamante.

COVID-19: LA CRECIENTE Y PREOCUPANTE HOSPITALIZACIÓN

Y SIGUE. Ya no se trata de retrasos en la actualización de los datos en la plataforma nacional sino de la confirmación de un incremento exponencial en los contagios en el estado que elevan la preocupación del momento que vive la pandemia por Covid-19 en Guanajuato.

RECUENTO. Por lo menos tres jornadas con más de mil casos, la de ayer con más de mil 200 dejan claro que ahora más que nunca, el gobierno estatal se tiene que ir con pies de plomo en el tratamiento de la pandemia.

HECHOS. El aviso de que el Consejo Estatal que revisa el avance de la pandemia alista un reacondicionamiento de hospitales en áreas Covid-19 ante el incremento de la demanda y el anuncio del secretario de Salud la noche del martes de que había 800 pacientes hospitalizados en Guanajuato, 339 de ellos graves, enciende las luces de alerta.

¡AGUAS! De los contagios confirmados ayer, la inmensa mayoría están con síntomas leves pero por la elevada cantidad, es de esperar que la cantidad de hospitalizados se incremente.

EN CONCRETO. La realidad actual, obliga a la autoridad a actuar con cautela y arreglar los frentes abiertos en este momento en lugar de agitar el avispero con el anuncio de eventos masivos que hoy siguen teniendo un signo de interrogación.

LA DEL ESTRIBO…

Con muchas ilusiones y no muchos recursos económicos, ayer se presentó en sociedad el partido Redes Sociales Progresistas en Guanajuato que tiene como dirigente a Alejandro Soto aunque el tejemaneje es del exregidor de Nueva Alianza en León, José Luis Zúñiga.

Zúñiga asegura que no solo está en un tris de amarrar al ‘Chachis’, Aurelio Martínez Velázquez como candidato a la alcaldía de León sino de fichar al exregidor en Celaya, Leopoldo Mireles como su abanderado en ese municipio.

Y bueno, aunque canceló de última hora su presentación en sociedad, Movimiento Ciudadano no solo suma a arroyistas decepcionados del PRI sino también a exfuncionarios de gobiernos panistas que luego fueron candidatos opositores.

Felipe Arturo Camarena García será su flamante coordinador de agenda pública. ¿Lo recuerda? Candidato del Verde que inició su campaña con el anuncio de que vestiría de negro en señal de luto por la violencia que padece Guanajuato. Ahora su casaca será naranja.

DIEGO SINHUE Y AQUELLA COMIDA DE SUS ALLEGADOS

A diferencia de Miguel Márquez y de Juan Manuel Oliva, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo ha sido un gobernador que no llegó con un grupo compacto y definido a la tarea de gobernar.

Y esa ha sido su virtud pero también su defecto o debilidad. Hace exactamente tres años, quien ya se perfilaba como candidato panista a la gubernatura se reunía con un grupo de panistas que habían sido sus compañeros en la LXII legislatura federal.

Un día, en el domicilio de Beatriz Yamamoto, exregidora del Ayuntamiento leonés y actual suplente de la diputada local Alejandra Gutiérrez Campos.

Al día siguiente, en una de las propiedades del exdiputado y exalcalde Luis Alberto Villarreal. El pretexto fue la reunión de quienes fueron integrantes de la LXII legislatura. La nota la daban Rodríguez Vallejo y el propio Villarreal.

Se sentaron a la misma mesa para compartir el pan y la sal un par de tardes consecutivas lo que confirmaba una alianza tácita y coyuntural en la búsqueda de espacios. Villarreal, había formado parte del Bronx panista y previo al 2018 entendió que no podía jugar a pelear en campo abierto.

En las reuniones estuvieron Ricardo Villarreal, Jesús Oviedo, José Luis Oliveros, Juan Carlos Muñoz, Genaro Carreño y los ya mencionados Rodríguez Vallejo y Yamamoto.

Llegó otra docena más de fuera del estado como Juan Pablo Adame, Rodolfo Dorador y otros más.

Y ahí estaban quienes hoy siguen teniendo el protagonismo en el panismo guanajuatense. Los Villarreal, después de algunos sobresaltos tienen su tajada importante de pastel.

Jesús Oviedo es el presidente de la Junta de Gobierno con buenas expectativas de seguir en una representación popular para el siguiente trienio. Juan Carlos Muñoz que es diputado federal con licencia y suspiró para ser candidato a la alcaldía leonesa, desde el Patronato de la Feria de León pero no le alcanzó y el PAN optó por postular a una mujer.

Y bueno, Beatriz Yamamoto que es la diputada suplente de Alejandra Gutiérrez Campos y estaría a principios de 2021, rindiendo protesta como diputada local en funciones si es que la presidenta de la comisión de Hacienda, es bendecida por el dedo azul para ser candidata a alcaldesa en León.

DERECHOS HUMANOS: ¿Y SI DIEGO SINHUE SIGUE LA RUTA DE LÓPEZ OBRADOR?

Arranca el proceso para que el Congreso del Estado elija a quien será el o la nueva procuradora estatal de los Derechos Humanos y en la lista de los que se inscribieron para aspirar a estar en la terna final, destaca entre los aspirantes, el exmagistrado del Tribunal de Justicia Administrativa y exsecretario general del PAN estatal, Vicente Esqueda Méndez.

Y llama la atención por ser uno de los que aspiran con más conocimiento mediático y también, uno de los pocos si no es que el único con antecedentes de militancia y cargos partidistas.

El proceso apenas arranca pero vale la pena preguntar si es descabellado pensar en que la bancada del PAN, su nomenclatura y sus aliados avalarían la designación de alguien con ese perfil en la coyuntura actual del estado.

Siempre hay circunstancias que pesan en cada elección. Hoy nos encontramos en una muy particular para Guanajuato, no muy distinta la que se dio a nivel federal hace unos meses cuando se dio la polémica elección de Rosario Piedra Ibarra, hija de una de las más reconocidas luchadoras sociales de izquierda en el país: Rosario Ibarra de Piedra.

Al lopezobradorismo no lo menguaron los reclamos opositores, los cuestionamientos de lo frágil del perfil de Piedra Ibarra, los errores de procedimiento, que se fuera a ver muy cerca del ejecutivo. Desde el arranque estaba marcado que sería ella la elegida.

¿Veremos algo similar en Guanajuato? Ya haremos la disección de cada uno de los perfiles que se anotaron. La pregunta hoy es si el PAN y Diego Sinhue van a usar ese espacio para nombrar, sí a un abogado con experiencia en otros cargos aunque lejos de los Derechos Humanos pero también con militancia partidista y que representaría todo menos autonomía.

Esqueda fue el hombre de confianza del ahora diputado federal Fernando Torres Graciano antes de 2018 cuando el entonces senador quería ser candidato a gobernador. Fue secretario general del partido y formó parte del grupo que lo acompañó y que quiso desafiar el dedazo a favor del actual gobernador.

¿Tiene el bagaje técnico que se requiere para el cargo? Sin lugar a dudas. Su eventual elección confirmaría la apuesta del ahora mandatario: “cargos para todos, incluyendo los que jugaron contras en las internas”.

Y enseguida, replicaría la misma práctica del presidente López Obrador de que el poder se ejerce, no se comparte. Pan con lo mismo para que nadie se queje de nadie o todos se quejen de todos.

Apenas hoy se radica la lista de aspirantes en el pleno, vendrán las entrevistas y la terna final. Pero vale la pena apuntar el escenario de una vez.