El padre del luchador Juventud Rebelde, quien fue asesinado en Irapuato, lideró una marcha para exigir que se haga justicia

Nayeli García

Irapuato.- “¿Cómo se puede dar una abrazo a alguien que quiere asesinarte?”, cuestionó el papá del luchador asesinado Juventud Rebelde, quien este domingo junto con amigos y familiares marchó por las calles de Irapuato exigieron a las autoridades hacer su trabajo, pues los guanajuatenses están hartos de vivir en un “estado fallido”.

“El día de hoy es mi hijo, mañana quién sabe quién pueda ser. Decirle a las autoridades que nos apoyen, tiene tiempo que Guanajuato es un estado fallido en donde no hay ley. Les estamos exigiendo que hagan su trabajo. Y a la gente que nos ven, que nos apoyen; a la gente que nos escuchen, que se den cuenta que estamos hartos de todo esto, ¡ya basta!, porque en Irapuato no hay ley, en el estado no hay ley, somos un estado fallido”, sentenció el papá de Juventud Rebelde, Epifanio García, mejor conocido como el luchador Black Star.

Atacantes armados asesinaron a Juventud Rebelde la semana pasada cuando salía de entrenar de un gimnasio ubicado a inmediaciones de la estación de Bomberos de Irapuato.

Lee también: Asesinan al luchador Juventud Rebelde en Irapuato

Este domingo, amigos y familiares del luchador, cuyo nombre Gerardo García, salieron a las calles para exigir justicia y transparentar lo que sucedió.

Juventud Rebelde
El luchador Dr. Polux acompañado del padre de Juventud Rebelde, Epifanio García, mejor conocido como Black Star. Foto: Nayeli García

Otro luchador conocido como Dr. Polux exigió saber la razón por la que asesinaron a Juventud Rebelde para poder estar tranquilos y no vivir con miedo e incertidumbre. Solo así podrá continuar con los proyectos que tiene, como la empresa de lucha libre de Irapuato ‘Sangre Nueva’, misma que revivió con Juventud Rebelde como cofundador.

Por su parte, el padre del luchador también pidió justicia y decidió marchar del Parque Irekua hasta la Fiscalía General del Estado (FGE). Esto para pedirle al fiscal Carlos Zamarripa Aguirre que salga de su zona de confort y resuelva este y todos los delitos que aquejan a los guanajuatenses, quiénes, a su consideración, ya no pueden salir a las calles por miedo de que sean asesinados.

Te puede interesar: Aumentan anexos en Irapuato un 100%, también los consumidores

Y es que dijo que ni toda la fuerza de seguridad que llega a Irapuato ha podido terminar con la ola de violencia que tiene hartos a los irapuatenses, y pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador que también se ponga a trabajar y deje de lado esa idea de que ‘abrazos y no balazos’. El padre de Juventud Rebelde dijo que a él no le pueden pedir que abrace al asesino de su hijo, ya que no se puede abrazar a alguien que atenta contra la vida de los demás.

“Pido justicia para mi hijo, no pido nada más”, finalizó.

Juventud Rebelde
Foto: Nayeli García

Quizás te interese:

https://t.me/periodico_correo

JRP