Celebran segunda boda gay

Gloria Bernal

LEÓN, Gto.-  Ricardo Gallardo Ornelas y Julio César Ceja unieron sus vidas en matrimonio civil, éste es el segundo matrimonio homosexual en el Estado de Guanajuato.

Después de haber ganado el amparo el pasado 25 de noviembre, Julio y César pudieron casarse al civil luego de que el Juez Primero de Distrito, Arturo González Padrón, les otorgara un amparo que obligó al Registro Civil de León a efectuar el enlace nupcial.

Con una marcha que dio inicio en punto de las siete de la tarde de ayer, la cual dio inicio en el Arco de la Calzada con alrededor de 100 personas que caminaron por la calle Francisco I. Madero con dirección a la Plaza Fundadores, donde se efectuaría un gran evento para celebrar el segundo matrimonio gay en la ciudad de León, así como en el Estado.

Durante el transcurso de la caminata, la cual era encabezada por el diputado, Guillermo Romo Méndez así como por la Diputada Guadalupe Torres Rea, se fueron sumando personas, para llegar hasta la Fuente de los Leones aproximadamente 150 personas.

En dicho lugar, se dieron cita, el Licenciado Heri Yamin Luna González, quien se encargó de llevar el caso, el sacerdote Alejandro González, de la comunidad metropolitana, así como familiares de los novios.

Guillermo Romo destacó la importancia del respeto a los derechos sin importar la religión ni las preferencias sexuales.

Por otra parte el sacerdote, Alejandro González, dijo: “La Iglesia de la comunidad Metropolitana es una Iglesia con puerta abiertas para todos y todas, nosotros creemos que Dios nos hizo, nos ama y nos acepta como somos, creemos que podemos tener fe, que podemos reconciliar la espiritualidad con nuestra sexualidad y esto nos lleva a vivir de una manera responsable”.

Asimismo la diputada Lupita Torres dijo que Guanajuato sigue discriminando, sin embargo se va a lucha por defender los derechos de las personas; “con esto demostramos que en Guanajuato si se puede, pero desgraciadamente las autoridades correspondientes no nos quieren aceptar, Guanajuato vive una realidad y esa realidad son todos ustedes y por ello vamos a luchar”, mencionó.

Dado a que no se dio permiso de efectuar la boda al civil públicamente se prestó las instalaciones e un restaurante de pizzas de la zona centro para llevar a cabo la ceremonia.

En dicho luga, familiares y amigos cercanos se dieron cita para acompañar a Ricardo y Julio en tan importante día, cabe destacar que el juez no aceptaba casarlos frente a los medios de comunicación, sin embargo, ellos estaban de acuerdo que estuvieran presentes.

El enlace nupcial fue proyectado en la plaza fundadores. Luego de firmar el acta de matrimonio los recién casados salieron a agradecer a los presentes por el apoyo y lanzar el ramo, en las inmediaciones se veían dos personas con pancartas inconformes con el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Después de una relación de nueve años, Ricardo Gallardo Ornelas de 28 años originario de Irapuato, crecido en León de edad y Julio César Ceja de 28 años originario de Michoacán, quien vivió en Estados Unidos durante varios años y desde hace seis años viviendo en León, lograron unir sus vidas con el matrimonio civil.

Platicó que tienen nueve años viviendo juntos, se conocieron en Estados Unidos a los 19 años, el 22 de noviembre nos casamos a la Iglesia que es la Iglesia Metropolitana y asistieron sacerdotes, misa y comunión como en todas los matrimonios heterosexuales.

“Nos sentimos muy contentos por haber logrado que ya nos casáramos, aunque hubo muchos problemas para que nos pudiéramos casar, pero finalmente ya nos casamos legalmente y estamos muy felices y contentos, esto lo vamos a compartir con todo el estado”, dijo Ricardo.

“Nos sentimos muy contentos por haber logrado casarnos, aunque hubo muchos problemas, pero finalmente ya nos casamos legalmente” Ricardo Gallardo, Contrayente

Dio a conocer que hubo muchos problemas en el proceso, el cual duró cerca de 7 meses con la demanda  para que se les pudiera dar el derecho que por ley les corresponde  de casarse con quien quieran, hasta el mismo día de la unión, la noche de este sábado hubo muchos peros a pesar de que ya estaba todo autorizado, ya que el juez estaba en el punto de reunión para dar formalmente la ceremonia, ya que se negaba a casarlos porque estaban presentes los diversos medios de comunicación, entre otras cosas.

Destacó Ricardo que el logro fue gracias al apoyo del diputado, Guillermo Romo Méndez ya que se ejerció la presión necesaria para que se pudiera llevar a cabo el matrimonio.

“Esperamos que con esto se motive la Reforma para que se haya la posibilidad de que se case todo aquello que así lo desee, y esta va a ser la primera de muchas pésele a quien le pese”, agregó.

Asimismo, dijeron que están abiertos a informar a las parejas homosexuales que se quieran casar los pasos que tienen que dar para que no pasen lo mismo que ellos pasaron.

Este fue el segundo matrimonio civil entre parejas del mismo sexo que se realiza en Guanajuato. El primero se celebró el 18 de febrero del 2014, a una pareja de mujeres que también ganaron un amparo para poder hacerlo.