Yadira Cárdenas

Salamanca.- El director de Servicios Públicos Municipales, David Pérez Alvarado señaló que la matanza en el rastro municipal no se ha detenido por la pandemia y mantiene la misma demanda a introductores de ganado local y foráneo con calidad.

El funcionario municipal informó que la capacidad que tiene el rastro municipal está sobrada y se presta el servicio a quien lo solicite, pues de lo contrario se presentaría un problema de salud para la localidad. “Se trabaja aplicando todas las normas y medias que se necesitan, por lo que sale del rastro es de calidad y seguridad de salud pública.

En casos de clembuterol no se han presentado casos hasta la fecha, aunque no existe un laboratorio como tal para detectarlo”, mencionó Pérez Alvarado.

Acuden introductores de distintos estados

El funcionario municipal explicó que diariamente en las instalaciones se sacrifican un promedio de 58 bovinos y 70 porcinos, con un costo que está por debajo del que se maneja en otros municipios y estados.

“Salamanca es de lo más baratos; en Lagos de Moreno están cobrando 500 pesos por un bovino cuando aquí son 150 pesos, por eso prefieren acudir a nuestro rastro y actualmente recibimos a introductores de Pueblo Nuevo, Valle de Santiago, Cortazar, entre otros”, afirmó.

David Pérez Alvarado destacó que se realizan trabajos de mejora del servicio en el rastro municipal, sobre todo en el tema de tecnología y salud y así puedan estar siempre cumpliendo con las normas que los rigen.

LC