Roberto Lira

Celaya.- Aunque el semáforo de reactivación estatal en color amarillo marca que los templos podrán ampliar su ocupación al 60%, en la Diócesis de Celaya mantendrán el aforo a no más del 40%, esto para garantizar una sana distancia entre los feligreses.

Asimismo, el obispo Benjamín Castillo Plascencia exhortó a la comunidad católica a recordar que el sentido de la Semana Santa no es salir de viaje sino tiempo de retiro.

El prelado celayense reconoció que el número de contagios y muertes por covid-19 ha ido disminuyendo en las últimas semanas y esto ha dado pie a que haya más actividades; sin embargo, no se debe perder el orden y mantener los cuidados preventivos para evitar regresar en el semáforo.

“Sí ha bajado, pero que no sea como la otra vez que el pueblo diga ‘ya la hicimos’ y volvamos otra vez, esperemos que el pretexto no sea en la Semana Santa; ojalá que no se olviden los cristianos en general que (…) lo más importante no es irnos al mar, no obliga más que el Domingo de Pascua. Sin embargo, se les da el tiempo tradicionalmente para vivir en su retiro, no para irnos al mar, ahorita no se puede, lo mismo no se trata de borracheras”, comento.

De la misma manera, exhortó a la ciudadana en general a mantener los cuidados necesarios para evitar contagios como el uso de cubrebocas, lavado de manos, uso de gel antibacterial y mantener la sana distancia.

“No estamos mejor que el año pasado cuando estaban cerrados los templos por el miedo. Ahora ya sabemos lo que es, que no perdamos un sano miedo a cuidarnos. Si ponemos al 60% van a salir a atestarse y va a ser muy difícil, yo pienso que poco más del 30% está bien”.