Yadira Cárdenas

Salamanca.- Maribel Ramírez es una madre de familia que padece la falta de medicamento para el tratamiento de su hija Lupita, quien tuvo trasplante de riñón hace 4 años, por lo que ha recurrido a solicitar apoyo  ante la falta de recursos, situación que es difícil de sobrellevar cada que se termina lo que puede recaudar de medicamento.

Desde noviembre del año pasado el medicamento que ocupa la pequeña Lupita ha escaseado en el Hospital de Alta Especialidad donde ha sido atendida estos años, lo que ha obligado a sus familiares a buscar la donación del medicamento ante la falta de recursos.

“El medicamento que utiliza por lo del trasplante es Tracolimus, una caja le dura para siete días y cuesta casi tres mil pesos y no tenemos dinero para comprarlo, por eso recurrimos a facebook y hasta ahorita gracias a dios nos han ayudado y se ha podido continuar con el tratamiento”.

En esta ocasión fue a través de la Asociación Voluntarios Salmantinos (AVSA), que se contactó a una persona que donó el medicamento para Lupita, lo que Maribel agradeció ya que con ello no podrá interrumpir su tratamiento, consciente de que tendrá que estar esperando a que llegue al hospital o volver a recurrir a las redes sociales.

“Ahorita estamos bien agradecidos con la asociación, porque ya nos han ayudado a conseguir el medicamento, pero así como nosotros hay otras personas que están pasando por lo mismo no solo en Salamanca y sí es una mortificación estar pensando y viendo que se va terminando”.

De acuerdo con lo dicho por el hospital, señala la madre de familia, no se tiene fecha de la llegada del medicamento, y mientras tanto la pequeña Lupita espera además una fecha para la realización de una biopsia, luego de que su salud se ha complicado.