Redacción
Brasil.-
Una madre de Brasil mató a su hija de apenas 5 años de edad. Le arrancó los ojos y se comió su lengua asegurando que el asesinato lo hizo porque la pequeña estaba poseída.

El macabro hecho fue reportado por el abuelo de la menor Brenda, cuando se percató que la madre y la niña llevaban mucho tiempo en el baño y al ver que del desagüe salía demasiada sangre.

De acuerdo a medios de Brasil, Hugo Leonardo, un portavoz de la policía, el abuelo forzó la puerta del baño y encontró a Brenda agonizando y a la madre sosteniendo las tijeras con las que cortó los ojos y la lengua de la pequeña.

Luego de que el abuelo llamara al sistema de emergencias, la policía llegó a la escena del crimen y encontró a Brenda sin vida y junto a ella estaban partes de sus órganos.

Algunas versiones mencionan que Josimare, como se llama la madre, estaba masticando un pedazo de la lengua de su hija.

Los familiares indicaron que la mujer sufre de depresión y estaba siendo tratada por profesionales de la salud.

Ahora se encuentra en un hospital psiquiátrico donde está siendo tratada mientras que el caso está bajo investigación y determinan una sentencia.

MD