‘Lupita’ me enseñó a ser fuerte: dice madre tras perder a su hija por la Covid

Jessica de la Cruz

León.- “Ella me enseñó a ser fuerte, porque ella y yo éramos una sola”, comentó la mamá de ‘Lupita’, la niña de 3 años y 6 meses que murió por Covid el domingo 24 de enero en el Hospital de Especialidades Pediátrico de León. 

Pese a que San Juana se le partió el alma con la pérdida de su hija, está muy agradecida con todas las personas que la ayudaron con la enfermedad de su hija y más en las últimas semanas a partir de que le detectaron Covid.  

‘Lupita’ se enfermó a principios del mes de enero de una infección en la garganta, se encontraba triste y no quería comer, le dieron medicamento y se recuperó, pero una semana después volvió a recaer en la enfermedad. 

San Juana al no verla bien, la llevó al hospital el pasado 17 de enero, y le hicieron varias pruebas, entre ellas la de Covid, pese a que la menor no contaba con síntomas. 

“Yo me aferraba a que ella no tenía eso, porque ella no presentaba ningún síntoma, ni tos, ni fiebre, ni nada…”, comentó la madre. 

El último día que ‘Lupita’ vivió, fue la mañana del domingo 24 de enero. Un paro respiratorio fue lo que culminó con la vida de la menor. Los médicos hicieron un último intento, la reanimaron y volvió a la vida pero por un periodo de 30 minutos. 

En este proceso la pequeña tuvo que ser intubada en 12 ocasiones, porque ella tenía un problema de salud, padecía de displasia broncopulmonar.

Lupita nació el 4 de julio del 2017, cuando la niña llegó al mundo no desarrolló por completo un pulmón y también tenía otros padecimientos, no podía caminar, tampoco moverse y no hablaba. De la manera que San Juana se comunicaba con ella, era a través de la vista, con los ojos, de esa forma comprendía un poco qué necesitaba la niña. 

“La vas a estar intubando cada que se te pone malita y eso es un desgaste de vida para ella. Yo no quise pensar y eso no es cierto, pero, ahora veo que los doctores sí tenían razón, entre más yo la intubaba más estaba desgastando su vida”, agregó. 

La menor de tres años luchó, pero sus pulmones no les respondieron. San Juana externó que cada vez que se enfermaba eran por problemas de neumonía y tenían que intubarla. Incluso siempre tenía puesto el oxígeno. 

El año pasado Lupita se enfermó de influenza H1N1, la menor se deshidrató, le dio anemia y los padres pensaron que ahí iba a morir la niña, pero se aferró y vivió unos cuantos meses más. Sin embargo, la Covid le arrebató la vida.  

También lee:

LC