Lunes negro en la bolsa de Argentina tras derrota de Mauricio Macri en las primarias

Foto: Especial

El dólar se llegó a vender hasta en 60 pesos argentinos, finalmente tras movimiento se logró estabilizarlo a 55 pesos por unidad de dólar

Redacción

Argentina.– La Bolsa argentina registró este lunes uno de sus peores y bruscos descensos de la historia como respuesta al resultado adverso del Gobierno en las elecciones primarias que se celebraron este domingo.

El índice bursátil S&P Merval de Buenos Aires cayó un 37,01%, a un cierre provisorio de 27.940,25 unidades, encabezada por la baja registrada en acciones de los segmentos financiero y energético.

Un día después de la contundente victoria de Alberto Fernández en las elecciones primarias el peso y la Bolsa de Buenos Aires se desplomaron. Una hora después de la apertura del mercado cambiario para comprar un dólar hacían falta más de 60 pesos, frente a los menos de 45 el viernes, cerca de un 30% más

El Banco Central argentino subió la tasa de interés hasta el 74% y vendió cien millones de dólares en reservas con el objetivo de frenar la devaluación. La estrategia tuvo un éxito parcial: la divisa estadounidense terminó el día en 55 pesos por unidad

Esa debacle de la renta variable argentina se reflejó en las bajas históricas para los ADR de compañías argentinas que se negocian en Wall Street.

La caída del mercado de acciones fue la segunda más profunda desde el 50% en la primera rueda de 1990, tras varios feriados bancarios y cambiarios, cuando se implementó el plan Bonex, durante la primera presidencia de Carlos Menem.

Macri se anticipó el domingo por la noche a un lunes que sería complicado. Después de reconocer su derrota pidió a Alberto Fernández que colabore con la gobernabilidad. “Yo haré mi parte, como siempre; los ganadores de hoy tendrán también su responsabilidad”, dijo desde el búnker de Juntos por el Cambio

La decisión de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner de dar un paso al costado y poner a Fernández como candidato buscaba unir al peronismo pero también enviar un mensaje de calma a los mercados: no volverá la política económica del último kirchnerismo. Cuando se alejó de su jefa política, Fernández criticó con dureza la manipulación de estadísticas oficiales y las restricciones a la compraventa de dólares, entre otras polémicas medidas. En entrevistas, ha ratificado la intención de no repetir esas prácticas.

La depreciación del peso se anticipaba ya desde primera hora, cuando los principales bancos vendían el dólar a más de 50 pesos por unidad en sus operaciones en línea. Pero la moneda argentina cayó en picado una vez que comenzaron las operaciones cambiarias y en algunas pizarras llegaba a los 62 pesos.

En Wall Street, los papeles argentinos también sufrieron un lunes negro, en especial los de bancos y empresas energéticas

Con información de El País

RC

Comentarios

Comentarios