Roberto López Arrieta

San Luis de la Paz.- Las plantas de tratamiento con tecnología de vanguardia son necesarias para lograr una reestructura que logré la correcta distribución del agua potable a través de la Junta Municipal y el rescate de la cuenca Paso de Vaqueros, así lo planteó Luis Gerardo Sánchez candidato de la coalición PRI-PRD por la alcaldía de San Luis de la Paz.

Sánchez Sánchez prometió destinar un recurso para lograr éstas acciones, “actualmente se construyen 15 drenajes en la zona rural y la actual administración decide en su momento empezar a desarrollar estos sistemas de drenaje, pero hubo un problema grave, la construcción de plantas de tratamiento que van desde 4.5 hasta 5 millones de pesos”.

Con ésta nueva tecnología, explicó el candidato, ahora pueden comprar hasta tres plantas con lo que costaba una y con ello, poder tratar el agua de los drenajes que se construyen.

De ahí, indicó, viene otro problema, que no hay áreas de donación en las comunidades para construir esas planta. “Por eso hacemos ésta propuesta integral que estamos seguros mejorará el tratamiento del agua y que permitirá luchar contra la falta del líquido en años venideros”.

Sobre la reingeniería de la Junta de Agua Potable, el candidato dijo que no sólo se trata de que se vuelva auto suficiente, sino también en el tema del catastro de las redes y las líneas de conducción.

El acalde con licencia explicó que será fundamental darle autonomía al JAPASP, “que durante muchos años ha sido usado de manera política. Tenemos que acabar con esto y que el gobierno se aparte del sistema de agua potable”.

Reconoció que actualmente la JAPASP depende del gobierno municipal y que debe convertirse en un sistema autónomo y sustentable, “hoy vive del recurso que le otorga el gobierno y no de lo que recolecta”.

Para esto, dijo que es necesario hacer una re ingeniería administrativa para que sea funcional y en beneficio de la ciudadanía “tiene que ser un preámbulo de la transformación de la junta de JAPASP”.

Confesó que cuando hay una fuga, no es posible saber dónde está la fuga “y es que la junta no conoce el catastro, las líneas y el mapeo de las válvulas y las llaves; eso lleva a tener errores y fracasos. Por eso es necesario solucionarlo para luego poder tener la sectorización”.

Propuso hacer un estudio de las líneas para saber dónde se encuentran las válvulas, las redes, los tanques y tener el conocimiento macro y micro para poder llevar el agua con éxito a donde se tenga que llevar.

Javier Zepeda Uribe, especialista en materia de agua, aseguró que ese catastro de redes permite identificar las presiones de agu , lo que permite saber dónde hay que solucionar problemas.

El candidato dijo que actualmente no se tiene el inventario del engranaje que arma toda la red de agua en la cabecera municipal.

“Lo último es hacer la sectorización para poder hacer el tandeo de agua por días, pero para la sectorización es necesario tener un catastro de redes, para tener una distribución equitativa del agua”, dijo Luis Gerardo Sánchez.

Sobre la cuenca Paso de Vaqueros, Luis Gerardo Sánchez detalló que esto es parte de su propuesta para reelegirse, “hay una teoría de que el candidato que prometa una nueva presa, se va a llevar la elección, pero hoy por hoy es más caro hacer una nueva que el desazolve; por eso proponemos un programa de desazolve y de conservación de la cuenca”.

Explicó que Paso de Vaqueros es el vaso que alimenta a San Luis de la Paz “y por eos proponemos destinar un presupuesto anual para el rescate de la cuenca. Construir éstas pequeñas represas que detengan el asolve de la presa. Hay que entender que el vaso de agua se vaya llenando de tierra y contiene menos agua”.

Aseguró que no es imposible desazolvar “y a veces los políticos no proponen esto porque son obras que no se ven, pero se trata de un tema de sustentabilidad y de que tengamos agua en el municipio”.

Confesó que no han trabajado en un desazolve de las presas en las comunidades e incluso aprovechar esas tierras que salgan del desazolve “e incluir el trabajo que se hace en la cuenca alta de Paso de Vaqueros”.

Luis Gerardo Sánchez dijo que si se trabaja en la cuenca, los suelos y las represas de las comunidades, Paso de Vaqueros puede durar todavía mucho tiempo más.

Indicó que hoy en día, San Luis de la Paz no tiene una disposición final del agua tratada. Del 15 por ciento, se aprovecha hoy un 25 por ciento; es decir, que todavía hay 75 por ciento del agua tratada que no se usa.

Confesó que el agua termina en un socavón pasando la carretera 57 después de la comunidad San Martín, que no es un terreno municipal, sino un lugar que antes se usaba como banco de materiales y ahí termina el agua.