QUE SÍ. Vaya misterios los del PAN. Según versiones de alto nivel, el secretario de Gobierno Luis Ernesto Ayala sí se registró para ser aspirante a la candidatura a diputado local por el III distrito pero que no está obligado a hacerlo presencialmente ni a publicitarlo en redes y tomarse la foto para presumirlo en sus redes.

REAFIRMACIÓN. Y eso es entendible pero llama la atención que el PAN estatal haya omitido en los informes de los registros que de manera puntual hizo a lo largo de 10 días, el de Ayala Torres lo que confirma que en el blanquiazul hay unos más iguales que otros.

ACOTACIÓN. Eso ya se sabía. Lo que queda de manifiesto es que hay razones para que el PAN prefiera que ese registro quede en el campo del misterio. Solo ellos sabrán las razones.

NEGATIVA. Pero los jerarcas azules primero dicen que no había necesidad de que se registrara y que aún así habría la facultad plena de la comisión permanente para designarlo sin problema.

LA TALACHA. Y ahora resulta que sí se registró y si lo hace es porque era necesario hacerlo y solo queda la interpretación de que Diego Sinhue Rodríguez Vallejo lo necesita más tiempo en el cargo para saldar algunos pendientes como los relacionados con la comisión de Búsqueda de personas desaparecidas.

EN MARCHA. Y bueno, los tiempos ahí están. La cuenta regresiva para la partida del secretario de Gobierno ya comenzó y esta podría darse hacia finales de enero, unos días antes de que la Comisión Permanente dé su veredicto.

PUEDE SER. Sería demasiado aguantar hasta marzo el relevo en el que por cierto, sigue apuntada como primer candidata la diputada Libia Denisse García Muñoz Ledo que tampoco suda ni se acongoja.

VEREMOS. Sabe que no hay que dar nada por hecho y que 40 días que es lo que falta para que se desgranen los dedazos azules es tiempo suficiente para que cambie el entorno. Así que, como dijera Clavillazo, la cosa es calmada.

Morena-Panal-PT: la coalición de madrugada

SOLO 2. A unas horas del cierre del plazo para registrar coaliciones en Guanajuato  que vence a las 23:59 horas de esta nochebuena, no parece que habrá más de las que ya se apuntaron: PRI y Verde el martes y Morena-PANAL-PT en las primeras horas de ayer.

DETALLES. En efecto, a las 4 de la madrugada de este miércoles 23 de diciembre, Morena-PANAL y PT registraron ante el Instituto Estatal Electoral del Estado su convenio de coalición parcial mediante el cual contenderán juntos en 23 de los 46 municipios y en 11 de los 22 distritos locales del estado.

DISCRETOS. Alma Alcaraz dijo que el registro lo hizo un enviado de Morena y que no creyeron necesario hacer un anuncio público del convenio inédito puesto que, en 2018, Morena fue con PT y el desaparecido Encuentro Social mientras que Nueva Alianza se había aliado con el PAN en varias ocasiones, hasta los comicios de 2018.

10 DÍAS. El consejero presidente Mauricio Guzmán dio a conocer que el IEEG tendrá que pronunciarse en torno a la validez de las coaliciones a más tardar el 1 de enero en el caso de la de PRI y PRD y al día siguiente respecto a la que se registró este miércoles.

RAZONES. No deja de llamar la atención que los morenistas y neoaliancistas no publiciten su convenio y que lo dejen en el semiclandestinaje como si les diera penita ir juntos.

PENDIENTE. Uno podría pensar que es hasta un poco de cautela también del morenismo porque ya ve que lo tejen por las mañanas, unos en este partido, lo destejen otros en las tardes o noches. Así que probablemente fue prudencia y mesura para no alborotar la gallera. Esperemos la validación del consejo en los primeros días de 2021.

LA DEL ESTRIBO…

Los tiempos preelectorales se convierten en toda una sucursal de aquella serie televisiva de humor ochentera denominada “Lagrimas y risas” y aquí le presentaremos algunos episodios de las aventuras y desventuras de los políticos guanajuatenses.

Empecemos con José Luis Manrique quien no parece, vaya a tener una muy feliz navidad porque apenas puede suspirar para una candidatura a diputado plurinominal local que en Guanajuato para un panista, es la ignominia.

Manrique se zafó de Ricardo Sheffield cuando este aceptó la invitación de Morena para ser candidato a gobernador. Decidió quedarse en el PAN y apoyar a Diego Sinhue Rodríguez quien lo promovió para ser subsecretario de Seguridad con Héctor López Santillana. Sin embargo, renunció al cargo hace algunos meses y se sabía, aspiraba a una diputación local pero no le aseguraron dedazo y tuvo que registrarse por una pluri.

Nadie que se haya apuntado en esa posición desde las últimas 5 legislaturas ha llegado a ocupar una curul. Así que, su futuro no parece estar en el palacio legislativo estatal.

La ley de la oferta y la demanda de candidaturas lo castigó. Tendrá que esperar premio de consolación en los próximos meses.

UNA PAUSA Y VOLVEMOS…

Tras este complejo y caótico 2020, esta columna hace una pausa con el deseo de que los lectores de Correo pasen felices fiestas y que todos podamos recargar la pila para regresar con renovados bríos a un 2021 que puede y debe ser mejor para todos. Aquí nos reencontramos el martes 5 de enero. A cuidarnos, todos.

RECORDAR ES VOLVER A GRILLAR

Los municipios y la seguridad: otro año cuesta arriba

A unos días del cierre de este 2020, una de las revisiones obligadas en el estado será los avances o retrocesos en materia de seguridad.

Hace un año, le escribía aquí que “la mayor frustración del gobernador Diego Sinhue al revisar los números que ponen en entredicho al famoso golpe de timón, debe ser la falta de resultados en aquello que no está a su alcance y que con tanta obsesión ha remarcado en su discurso: el reforzamiento de las policías municipales”.

Hoy, con toda pertinencia podríamos preguntar qué tanto ha avanzado el gobierno estatal y sobre todo los alcaldes en ese reforzamiento de la seguridad desde lo local y la conclusión es que esfuerzos ha habido pero insuficientes.

Hace un año, Irapuato era el líder en el cumplimiento de compromisos y concluía 2019 vapuleado con hechos como el secuestro de más de una veintena de personas en un anexo y elementos municipales abatidos.

La ciudad gobernada por Ricardo Ortiz es la que ha puesto más empeño en capacitación y salarios a los elementos pero no la exime de ser una de las ciudades con más actos violentos. Este 2020, no hay hecho violento que supere la masacre de varias decenas de personas en un anexo que dio la vuelta al mundo.

En León, hace un año le decía aquí que los homicidios se incrementaron al cierre del año al punto de que octubre había sido con 60 asesinatos, el mes más violento de la historia para cualquier municipio del estado. Este año, León superó en varios meses esa marca hasta superar los 80.

Algo que puede celebrar el alcalde Héctor López es que terminaron las fricciones de la mesa de seguridad con organismos sociales y con el Fiscal Carlos Zamarripa aunque ello no represente que estamos mucho mejor en la materia.

De Celaya escribía aquí que en varios momentos de 2019, la alcaldesa Elvira Paniagua apareció rebasada por la violencia. Y este 2020, el problema no se pudo revertir al punto que del corredor industrial, este municipio representa riesgo de derrota para Acción Nacional en las próximas elecciones.

En Salamanca, las cosas tampoco han mejorado mucho con pleitos y más pleitos públicos con la alcaldesa morenista Beatriz Hernández. La falta de sintonía la han pagado caro los salmantinos.

Eso, en los municipios más poblados. La realidad no es mejor en los más pequeños en donde las policías municipales siguen adoleciendo de lo más básico para enfrentar al crimen.

LA IMAGEN DEL DÍA

PRI-PAN-PRD: la alianza en el distrito 8 federal de Salamanca

No fue fácil pero finalmente sí hubo, pese a las resistencias del PAN, un distrito federal en el que habrá coalición PRI-PAN-PRD. Se trata del distrito 8 con cabecera en Salamanca y que abarca los municipios de Juventino Rosas y Villagrán.

Como ya le he comentado aquí, el PAN enfrentará en junio de 2021 la convicción y confianza, soberbia, le dicen sus críticos de que solitos podrán ganar casi el carro completo.

Pero con todo y que permea entre los azules la sensación de que la sola calificación de la administración de Beatriz Hernández Cruz en Salamanca es un gran argumento para aspirar al triunfo, la realidad es que los resultados de 2018 señalan que perdieron las 3 alcaldías que componen ese distrito y que el distrito, Justino Arriaga lo ganó con apenas 3 mil votos.

En efecto, además de que Morena gobierna Salamanca, el PRD lo hace en Santa Cruz de Juventino Rosas y Nueva Alianza en Villagrán así que retener esa curul no será una tarea sencilla.

Eso no lo pensaron los jerarcas panistas hace algunas semanas cuando cerraron la posibilidad de sumar algo a la coalición PRI-PAN-PRD que quedó firme el pasado martes.

Al final, la lucha dio resultados y se incluyó este distrito que muy probablemente sea encabezado por el ganador de las elecciones hace 2 años, Justino Arriaga Rojas que podría llevar como rival a la mismísima Beatriz Hernández si es que no fructifican los afanes de la presidenta municipal para lograr la candidatura para reelegirse.

Así las cosas, sí habrá un distrito al menos en Guanajuato con PRI, PAN y PRD en la boleta para aquellos puristas de color azul que creyeron haberse librado de la pena de compartir créditos con el expartidazo.

Por cierto, en Salamanca se habla de que el candidato varón morenista podría se el hermano del diputado local, César Prieto o en su defecto el empresario Oscar Macías.

Esa va a ser una batalla interesante para el PAN porque se trata de recuperar algo de lo que perdieron en 2018.

Si Justino Arriaga es confirmado se agregaría a Karina Padilla que va por el distrito local salmantino, único que perdió el PAN hace 3 años y con Issac Piña que no es de los más conocidos en Salamanca pues duró muchos años fuera de la ciudad que ahora quiere gobernar.