El luchador Bugambilia, miembro de la tradición mexicana de luchadores LGBTQ+, batalla por la inclusión y el respeto desde el ring

Redacción

Ciudad de México.- Luego de probar suerte sin muchos resultados con personajes habituales de la Lucha Libre, Bugambilia decidió adoptar una estética y personalidad mucho más sinceras y que lo representaran sin censura y sin tapujos. Hoy, el luchador tiene 14 años con su personaje, y es uno de los pocos deportistas profesionales abiertamente homosexuales en México.

Fiel apasionado de la Lucha Libre desde niño, Bugambilia platicó para Mediotiempo que en sus inicios adoptó apodos y máscaras más tradicionales. Al comienzo probó con los nombres de El Último y Súper Brazo Jr., aunque no terminaba de convencer ni al público ni a sí mismo.

Lee también: El deporte cambió la vida de Ángel Camacho, campeón paralímpico de León

Fue entonces cuando una casualidad lo empujó a adoptar la identidad de Bugambilia, nombre que tomó de un personaje travesti que aparece en la obra de teatro Aventurera.

“Era muy tímido, me daba vergüenza, empecé con máscara como todo luchador, hasta que acompañé a unos de Los Brazos a una función, y les hizo falta una mujer”, dijo.

Bugambilia
Bugambilia junto a  Dralistico y Dragon Lee. Foto: Especial

En ese momento, otro compañero le pidió adoptar un personaje homosexual, cosa que aceptó. Así nació la que se convertiría en su identidad para el resto de su carrera.

“Traía mi cabello pintado, mis aretes, mis percings y una persona me dijo que si quería ayudarle a representar a una mujer, porque tenía cara de gay, y para mí dije: ‘pues le atinaste’. Se me hizo fácil subir, y sucedió algo bastante chistoso, porque el personaje se adaptó a mí y yo me adapté a él, nos hicimos compatibles, y ya voy para 14 años con este nombre”, afirma.

Pero no resultó tan sencillo, pues revela que se tuvo que enfrentar a cierto rechazo, inclusive al de sus propia familia.

“Yo empecé con máscara, ya después pasé al personaje de gay, y yo les dije a mis papás que yo quería ser así, porque así es mi estilo y mi persona. Al principio no lo aceptaban, pero con el tiempo se fueron acomodando todas las cosas”, dijo.

En entrevista para Milenio en 2021, Bugambilia reconoció que al principio de su carrera sí se enfrentó al temor de la discriminación, pero afirma que poco a poco lo pudo superar.

“Al principio fue complicado, tal vez vergonzoso, tímido y miedoso por hacer este tipo de trabajo por el ambiente machista y misógino que existía. Pero le gustaba a la gente y empecé a perder todos esos miedos”, explica.

Sin embargo, asegura que nunca fue discriminado gravemente, aunque sí recibe insultos y amenazas en sus luchas. De cualquier modo, él siempre ha priorizado el respeto por encima de todo.

“No he recibido discriminación directa. Obviamente el público te grita cosas, pero directo a mi persona no. Siempre trato de ser respetuosos y pinto mi raya”, confesó.

El luchador bugambilia
Foto: especial

Bugambilia: heredero de la tradición luchística de ‘Los Exóticos’

Los luchadores homosexuales no son una novedad en la Lucha Libre mexicana, y Bugambilia es parte de una tradición que lleva décadas en el país.

Una generación de luchadores pertenecientes o cerca de la comunidad LGBTQ+, liderada por Pimpinela Escarlata, Polvo de Estrellas, My Flowers, Cassandro y Máximo pasó a formar parte integral de la Lucha Libre mexicana.

El público bautizó a estos luchadores con el mote de ‘Los Exóticos’, y se establecieron como algunos de los personajes más queridos por los espectadores.

Pero ellos tampoco fueron los primeros. En medio de la década de los setentas apareció la ‘Ola Lila’. Ahí destacaron gladiadores como Bello Graco, Adorable Rubí y Sergio El Hermoso; ellos ya mostraban un acercamiento a la comunidad LGBTQ+.

Te puede interesar: Feria Regional Acámbaro 2022 contará con la presencia de ‘Chepo’ Reynoso

Ahora, lejos de los movimientos provocativos y los atuendos coloridos y brillantes que caracterizaron a los ‘Exóticos’, Bugambilia apuesta por un estilo más sobrio; sin maquillaje y sin vestuarios ‘pomposos’. Sin embargo, Bugambilia es heredero de una tradición que pelea por la inclusión y la tolerancia desde los cuadriláteros de la Lucha Libre mexicana.

Quizás te interese:

JRP