Vida Pública

Lucha familia por su vida contra el Covid

María Espino

Guanajuato.- Mientras cientos siguen celebrando sin acatar las medidas de prevención para evitar contagios de Covid-19, miles más luchan por librar la batalla contra el virus y se encuentran bajo cuidado médico en algún hospital o desde sus casas.

El caso de la familia de Karen es una de tantas en la que está en juego la vida de toda su familia integrada por seis personas: tres hermanos, ella y sus padres quienes dieron positivo a Covid-19.

Tras varios días de cuidarse y acatar las recomendaciones de médicos, el panorama de sus padres se complicó y fueron internados, hoy luchan por sus vidas y sus hijos esperan que ocurra un milagro.

Karen comenta que mientras toda su familia está en encierro y sus padres hospitalizados luchando por su vida, a través de la televisión y redes sociales, ven cómo la gente no cree que el Covid-19 es una amenaza y sigue festejando como si nada pasara, por ello y ante su experiencia que viven invitan a la población a cuidarse, a que no se reúnan en fiestas y cuiden su salud y su vida.

“Soy Karen y toda mi familia está sufriendo por el Covid, la primer persona que se enfermó fue mi papá. A partir del 21 de diciembre él empezó a decir que se sentía mal, que se sentía muy cansado pero lo asociamos al negocio, que es una tienda de abarrotes de donde siempre terminábamos exhaustos; luego el 23 comenzó con anginas; después no se pudo parar de la cama que le dolían las anginas (…), después le hicieron la prueba del Covid, cuyo resultado lo supimos tras tres días (…) él decía que le dolía la columna pero eran los pulmones”, narró Karen.

Una emergencia en fecha difícil

Señaló que esta etapa fue muy difícil ya que no encontraban lugar en dónde fuera atendido su papá ya que no había citas, “no encontrábamos doctor y el que encontramos nos dijo: pues llévenselo y síganle dando paracetamol y si hay datos de alarma pues se lo llevan al hospital”.

Detalló que a los pocos días comenzó a agravar su papá, comenzó a tener dificultad para respirar y entonces lo llevaron al hospital en donde quedó ingresado, a las pocas horas de haber sido internado les avisaron que fue intubado ya que por sí solo ya no estaba oxigenando, en medio de la angustia de esta noticia en casa ella y sus hermanos, también contagiados, atendían a su mamá que se les comenzó a poner un poco mal y días después también la internaron.

Karen contó que el Covid-19 le cambió la vida drásticamente a su familia, de un momento a otro, viven desinfectando las áreas de toda la casa, pendientes de sus medicamentos y sin poder salir de casa, atentos del teléfono para que alguien les informe de la condición de salud de sus padres, además señaló que ahora comen en puros utensilios desechables para no incrementar el contagio.

EZM

Otras noticias