Redacción

Nayarit.- La Fiscalía y el gobierno estatal de Nayarit han colaborado para acelerar la entrega de los restos de las víctimas que fallecieron en la explosión de la pipa de gas LP ocurrida este lunes, entre las que se encuentran tres silaoenses.

De acuerdo con la Fiscalía, todos los cuerpos ya fueron identificados a través de muestras biológicas que fueron recabadas también a sus familiares.

Se espera que los cuerpos de Verónica Alejandra López Prado y el de su hijo de cinco años de edad, Diego, lleguen este jueves a Silao. En tanto, el de Jessica Araceli está siendo reclamado por sus deudos.

Además, la empresa gasera se ha puesto en contacto con los familiares de los fallecidos para brindar su apoyo.

El accidente ocurrió la mañana del 16 de noviembre en la autopista Tepic-Guadalajara. Los vehículos involucrados fueron una pipa, un auto Cuze, un Honda y una camioneta Kia.

Te puede interesar:

RO.