Opinión Pólvora e Infiernitos

LOS PARTIDOS CONTRA EL ÁRBITRO

LA IMAGEN DEL DÍA

LOS REGISTROS DE DIPUTADOS: YULMA-ARIAS: EL DIVORCIO, TRAS EL REPARTO DE PLURIS

La designación de Ruth Tiscareño como cabeza de las diputaciones plurinominales del PRI para el Congreso local tiene otras aristas más allá del absurdo que representa en sí mismo, entregar una de las posiciones más importantes sobre todo cuando, por definición, venía a conciliar, acercar, ser neutral y no a agandallar.

Para empezar, llama la atención, el titubeo de la dirigencia priista al cancelar la celebración de la comisión Política Permanente que debió hacerlo el sábado. Si la decisión estaba tomada ya, van contra viento y marea. Si la detienen es por algo. Los y las que se quejan, lo van a seguir haciendo. Nunca los van a convencer. Si la pararon es porque va a haber algún cambio.

Pero volvamos al punto, más allá de estas reacciones y de la decisión final, lo que parece confirmarse con esta configuración es el distanciamiento o enfriamiento de las relaciones en el binomio local que parecía haber asumido el control del tricolor.

Alejandro Arias y Yulma Rocha no juegan ya en bloque como se pensaba originalmente. A Ruth Tiscareño no le cayó de la noche a la mañana ese primer lugar en las plurinominales. Eso no sale de un día para otro. Se proyecta, se prepara y se opera.

Quizá haya tenido que cambiar su lugar de residencia. Tuvo que darse el amarre con la dirigencia nacional y sería ingenuo pensar que de eso no estaba enterado Alejandro Arias Avila a quien desde luego siempre le iba a ser más cómodo tener al frente del partido a Tiscareño que no conoce la plaza ni el entorno que a Yulma o a alguien más.

Al final, es el binomio Ruth-Arias el que se impone en las listas de plurinominales. Si se quiere ver desde otra perspectiva, Arias hace equipo con quien tiene más cerca y deja las viejas lealtades para otro momento.

Es cierto que la decisión final se toma en el PRI nacional pero un político experimentado como Arias, sabía lo que se cocinaba y que era lo que mejor convenía a su posición.

Ahora bien, Tiscareño no es aceptada por las priistas porque no ha hecho trabajo político en Guanajuato y no es originaria de Guanajuato. No parece tener más méritos que Yulma que quedó en la posición 3 pero simple y sencillamente, eso no había pasado antes.

Pero las protestas de Esther Navarrete, de María Guadalupe Velázquez y de otras mujeres priistas no son a favor de Yulma sino en contra de Tiscareño. Si en una de esas, bajan a Ruth y suben a Yulma, las protestas podrían permanecer.

La gran tragedia del PRI es que se ratifica la mediocridad de aspiraciones de sus militantes y de su clase política. ¿Será tal la debacle del tricolor en esta elección que no ganarán ni 3 plurinominales? Difícilmente.

Lo de Yulma parece más por orgullo que por miedo de no alcanzar pluri. Si le dan la 1, igual los reclamos podrían ser contra ella. En el PRI siguen peleando las migajas al tiempo que el binomio Yulma-Arias se diluye.

Todo un clásico con los ingredientes ya conocidos. Alianzas desechables que se crean y se destruyen en la agonía de un partido que se autoinmola.

RECORDAR ES VOLVER A GRILLAR

DANIEL DIAZ: 4 AÑOS DE SECRETARIO

Sin hacer mucho ruido cuando fue nombrado porque no tenía un palmarés que impresionara en la administración pública, el secretario de Salud Daniel Díaz Martínez ya acumula 4 años en el cargo y sin lugar a dudas ya se consolidó en su posición con mejores hechuras y proyección que sus 2 antecesores en el cargo.

El titular de esta cartera, importante y protagonista en este sexenio por la creación del INSABI y la aparición de una pandemia que ha sacudido la vida y la estabilidad de los gobiernos.

Antes de ser nombrado secretario por Miguel Márquez, Díaz Martínez fue director de los hospitales  de Silao y Salamanca y se sacó la lotería.

Llegó en sustitución de Ignacio Ortiz Aldana, que se convirtió en una nulidad en el sexenio de Márquez. Un cero a la izquierda.

El sorpresivo nombramiento dejó en el camino a Moisés Andrade Quesada, coordinador de Salud Pública en ese momento y hoy titular del ISAPEG.

Aquél día, también se consumaba el relevo en la secretaría de Gobierno. Antonio Salvador García López dejaba su lugar a Gustavo Rodríguez Junquera que soñaba con ser magistrado tras su gestión en la Procuraduría de los Derechos Humanos tras 2 períodos de 4 años.

Rodríguez Junquera ha sido consentido del PAN-Gobierno. Porque tuvo el privilegio de dejar a su favorito como sucesor en Derechos Humanos, aunque fuese el más gris de los ombudsperson que han pasado por ese cargo.

Pero también porque solo tuvo un poco de paciencia y le nombraron magistrado.

Daniel Díaz Martínez, tras ser ratificado por Diego Sinhue en la secretaría de Salud, ha enfrentado con solvencia la decisión del mandatario de no ceder el sistema de salud estatal al INSABI y en el mismo tenor, con todo y sus bemoles, estar a la altura de las circunstancias en el desafío en salud que ha representado la pandemia.

Consolidado como está en el cargo, no descarte que esté para nuevas batallas en el horizonte político porque ya da muestras de que siendo un técnico capaz, también puede adquirir dotes de rudo.

LOS PARTIDOS CONTRA EL ÁRBITRO

EL RETO. El consejo general del Instituto Estatal Electoral deberá aprender de sus errores y a lidiar con las presiones de quienes critican su actuar o de plano le dicen “árbitro vendido”.

DIRECTOS. Esto último lo hizo ya Morena y en concreto los hermanos Ernesto y César Prieto (diputado local y candidato aún no aprobado para alcalde en Salamanca) quienes acusaron que el Instituto le hace la chamba al PAN y está al servicio del gobernador Diego Sinhue.

UNO. Pero también lo han hecho con más discreción otros institutos políticos. El Verde ayer se quejó de la entrega sobre la hora de partidos como Morena y presiona al órgano electoral.

DOS. En varios momentos, el PAN también se queja de la condescendencia que muestra el IEEG hacia Morena. Ya en algún momento se quejaron del registro extemporáneo de planillas para Ayuntamientos y ayer lo hicieron por la misma razón en el caso del Congreso local.

LA SIGUIENTE. El PAN y el Verde preparan también la impugnación contra César Prieto a quien se le vio hace unos días en el mercado Tomasa Estévez cuando se topó con el candidato panista Issac Piña y acompañado de morenistas con banderas.

LA REFERENCIA. Ayer, la senadora Martha Lucía Micher cuestionó a su estilo al IEEG. Ya hemos visto lo que ocurre en el ámbito nacional con Morena y el propio jefe del ejecutivo que presionan al Instituto Nacional de Elecciones por los fallos en el caso de Félix Salgado Macedonio.

CON TODO. Morena tiene en proceso, varias impugnaciones a la declaratoria de improcedencia de registros en el IEEG y ya verá usted el discurso si, ganan varias de ellas lo cual no es descabellado.

De chile y de dulce. Pero es evidente que el desorden que muestran algunos partidos pone a prueba al IEEG que ya rechazó registros también al PAN y le obligó a cambiar de distrito a varios candidatos y a bajar a uno. Los conflictos internos de Morena también ponen contra la pared al órgano electoral y luego se quejan de que está parcializado.

SI, PERO… No puede un partido escurrir el bulto de sus responsabilidades y echarle la culpa solo al responsable de tomar las decisiones. Se perfila un proceso altamente judicializado. Esto involucra pasiones y acusaciones de ida y vuelta. Y Puede ser natural que estas se presenten.

LO QUE VIENE. Pero los partidos no pueden pretender poner de rodillas al IEEG y bombardearlo con recursos con el solo afán de huir de sus responsabilidades. Vaya prueba.

LA DEL ESTRIBO…

El líder nacional de Morena estivo el pasado sábado en León para acompañar a Ricardo Sheffield Padilla en un recorrido por Las Joyas que terminó con una comida en un domicilio particular en el que el expanista y varios candidatos comieron pozole y aparentaron unidad.

Pero mucho más que esas estampas para la foto, tendrá que ensayar el morenismo en Guanajuato para consolidar las esperanzas que tienen de triunfo. Es cierto que la labor del gobierno federal, la entrega de apoyos que ha multiplicado la 4T en el sexenio de Andrés Manuel López Obrador ya representan un activo para este partido sobre todo en los sectores más desfavorecidos.

Pero Morena tienta demasiado al destino cuando lleva sus conflictos internos y su desorden para cumplir la ley electoral.

No pueden apostar tanto al error y descrédito local de su adversario azul.

Otras noticias