Redacción

California.- Tres menores fueron dados de baja de una escuela católica de Sacramento a petición de otros padres de familia quienes no aceptaron que su mamá vendiera fotos y videos a través de Only Fans.

Tiffany Poindexter de 44 años, mejor conocida como ‘Mr. Poindexter’ creó su cuenta hace un tiempo, en donde vende material explícito sacado por su esposo, teniendo un ingreso de más de 150 mil dólares mensuales.

Después de que se descubriera su cuenta en el verano pasado, los padres de familia iniciaron una campaña en su contra con el fin de que echaran a sus hijos de la escuela, quienes por cierto, sufrían de bullying por parte de sus compañeros.

Nos llamaron un montón de apodos; aparentemente fue ‘perturbador, repugnante, espantoso’ y ‘¡deberían echar a mis hijos!‘”, contó en una entrevista para Fox.

Como ladrones

Tiffany dijo que la escuela no dejó las razones claras de la expulsión de los niños, a través de un correo electrónico explicó que su trabajo entraba en conflicto con lo que la escuela quería transmitir a sus estudiantes.

“Por lo mismo, necesitamos que encuentres otra escuela para tus hijos y no tengas más relación con la nuestra”, se lee en el mail firmado por la directora de Sacred Heart Parish School, Theresa Sparks.

Les informaron que a partir de ese correo, los niños ya no podrían ingresar a las instalaciones, ni siquiera permitieron que los menores regresaran por sus pertenencias.

dm