Los chupetones te pueden matar

Muchos han luchado alguna vez por esconder y disimular esas marcas o lesiones que quedan por mordidas o succiones que rompen capilares, pero nunca se piensa en que pueden ser mortales

Staff Correo

México.- Muchas personas han luchado al menos alguna vez en esconder y disimular los ‘chupetones’, esas marcas o lesiones que quedan cuando se muerde o succiona los puntos blandos sobre todo en el cuello o en el interior de los muslos y los capilares se rompen y ocasionan un moretón.

Son lesiones sexuales que lucen muy inofensivas y se pueden disimular con varios remedios caseros o con maquillaje pues tardan varias semanas en desaparecer, sin embargo, tienen un efecto secundario bastante peligroso y pueden causar daños terribles.

Julio Macías González, un joven de 17 años en la Ciudad de México, falleció después que su novia le hiciera un pequeño mordisco en el cuello. Cuando el joven estaba cenando con su familia empezó a sufrir fuertes convulsiones, los servicios de emergencia no alcanzaron a llegar a tiempo y no pudieron hacer nada para salvar la vida del adolescente.

¿Qué le sucedió? La autopsia reveló que el chupetón que tenía en su cuello formó un coágulo que se trasladó a su cerebro y generó un derrame cerebral. Tras los resultados, los padres del occiso pretenden denunciar a la novia de 24 años por el delito de homicidio, por el momento la mujer ha desaparecido tras enterarse de la noticia.

Esta no es la primera vez que un simple chupetón causa graves problemas de salud, en 2011 una neozelandesa sufrió una parálisis parcial en el lado izquierdo de su cuerpo por culpa de un mordisco.

“Debido al trauma físico de la succión se causaron hematomas en el interior de la arteria. El coágulo se trasladó al corazón de la mujer, propiciando un ataque que condujo a la pérdida de movimiento. No he encontrado ningún caso similar en la literatura médica”, explicó el doctor Teddy Wu, quien se encargó del caso.

*Con información de El Universal