Jazmín Castro

León.- El director de Movilidad Municipal, Luis Enrique Moreno Cortés, señaló que al menos tres mil personas han tenido que bajarse de los autobuses porque no portan el cubrebocas o no lo utilizan de la forma correcta.

Mencionó que, como medida de prevención, han optado por fijar todas las ventanas para que queden abiertas -proceso que va al 80%- y con ello permitir la circulación del aire.

Indicó que han negado a 11 mil personas el servicio de transporte público, por no cumplir con las medidas sanitarias.

El funcionario dijo que siguen levantando actas administrativas a los conductores de unidades, con más de 270, por también fallar en el uso de la mascarilla.

No obstante, resaltó que ya van un en un 95% de ciudadanos que sí cumplen con el uso correcto de todas las medidas.

Reconoció que mantener las ventas abiertas ha generado molestias en la población sobre todo por la mañana, pero es una medida para prevenir.

“Las mediciones de CO2, se hicieron cuatro mil 400 lecturas en los autobuses del Sistema Integral, y el 83.9% estaban debajo de 750 partes por millón”, lo que refleja una medida aceptable.