Nayeli García

Irapuato.- El obispo Enrique Díaz consideró que más de 6 mil pesos que otorgará el Gobierno del Estado a los policías estatales que sean amenazados por el crimen organizado para cambiar de residencia, son insuficientes para enfrentar a estas organizaciones tan fuertes y poderosas.

Aunque el decreto emitido por el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo es un hecho sin precedentes y único en el país al otorgar 6 mil 273 pesos mensuales a los policías como apoyo para cambiar de residencia ante las amenazas de grupos delictivos, el obispo señaló que nada es suficiente para atacar el problema de la inseguridad.

“Es cuestionoso lo de dinero para la protección de los policías y que nunca va a ser suficiente, porque nos enfrentamos a algo muy difícil como son a estas organizaciones muy fuertes y muy poderosas como lo hemos estado viendo”, señaló el religioso.

Visualizó que la violencia y el actuar de los grupos criminales se ven no sólo en los ataques a los policías estatales, sino que ya se vio en las elecciones y se ve todos los días en cada una de las ciudades del estado.

“En estos días que ha habido muchos muertos y muchos asesinados y que nos preocupa y que nada es suficiente, deberá de ser el trabajo de toda una sociedad, de iglesia de educación de todos para ir saliendo adelante”, indicó.

El obispo puntualizó que sólo una reconversión y un trabajo conjunto de toda la sociedad, incluida la Iglesia, podrá acabar con la violencia que existe en el estado y en todo el país.